Narcotráfico
Viernes 02 de Marzo de 2018

Condenaron a los cuatro vendedores de droga del barrio Paraná XX

Vitase, los hermanos Morillo y Palavecino recibieron prisión efectiva por el negocio ilícito que ejercieron durante un año

Uno proveía, otro organizaba y dos más colaboraban. Pero igual todos vendían. Así funcionaba el narcomenudeo en el barrio Paraná XX, según se pudo develar en el juicio que se llevó adelante desde la semana pasada y concluyó ayer, con los alegatos y la sentencia del Tribunal Oral Federal que condenó a los cuatro acusados.
Ernesto Vitase y Germán Morillo recibieron la pena de cuatro años y medio de prisión, en tanto que Leonel Morillo y Lautaro Palavecino, de cuatro años de cárcel, todos ellos por comercio de estupefacientes que ejercieron, al menos, a lo largo de un año, tiempo que duró la investigación.
En las audiencias fueron contundentes las pruebas que se expusieron, tales como las escuchas telefónicas producto de la intervención de las líneas de los sospechados, donde los diálogos relativos al negocio ilícito fueron muy evidentes. Además, del análisis de los mismos, se pudo diferenciar el rol que cada uno cumplía en la organización delictiva. Asimismo, constan videofilmaciones y fotografías producto de las vigilancias en los cuatro domicilios del barrio de la zona este de la capital provincial, en los que se observa el intenso movimiento de compradores de las sustancias, y las declaraciones de los investigadores de la Dirección de Toxicología de la Policía entrerriana.
En los alegatos que se escucharon ayer, el fiscal general José Ignacio Candioti pidió que los cuatro fueran condenados, pero a distintas penas según el grado de involucramiento en la actividad de cada uno. En su hipótesis, el gomero Vitase era el proveedor, mientras que Germán Morillo organizaba los otros tres puntos en los que él, su hermano Leonel y Palavecino vendían la cocaína y la marihuana a los clientes. Por esto, Candioti pidió que los dos primeros fueran condenados a seis años y medio de prisión, y que los otros dos reciban la pena de seis años.
Pese a la gravedad de los hechos demostrados, los jueces Lilia Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berros les impusieron a los cuatro una pena de dos años menos a lo solicitado por la acusación pública, y habrá que esperar que se publiquen los fundamentos de la sentencia para conocer el análisis de este punto que hicieron los magistrados.
Un punto resonante del debate fue la aparición en la investigación de quien, en ese momento, no pudo ser identificado más que como el Manco Julio, un importante contacto de los transas. Luego, en el marco de otra causa sustanciada en el Juzgado Federal de Paraná por parte de la Policía Federal, unos meses después, apareció en escena Julio César Vartorelli, alias el Manco. Se trataba, según el procesamiento, de un distribuidor de la banda narco liderada por los hermanos Daniel y Miguel Celis. El hombre de 58 años, exempleado Naval del Ministerio de Obras Públicas de la nación, que está alojado en la Unidad Penal N°1, irá a juicio junto a otras 21 personas procesadas en esa causa que sacudió el ambiente político institucional de la ciudad al comprobarse el uso de camiones de la comuna para el transporte de estupefacientes.

Comentarios