Narcotráfico
Miércoles 17 de Octubre de 2018

Condenaron a dos integrantes de una banda que vendía drogas y vivían a los tiros

Nazaret Díaz y Kevin Páez acordaron penas en un abreviado, en la causa de la banda de "Morrón", que se enfrentaba a balazos con rivales en la zona este

Hace siete meses, 10 integrantes de una organización narco de Paraná habían sido condenados en un juicio abreviado en el Tribunal Oral Federal de Paraná. Dos de ellos no habían aceptado el acuerdo con la Fiscalía, pero ahora sí lo hicieron, por la misma pena que los demás, según el rol que cumplían en la banda. En la causa habían quedado muy comprometidos en las escuchas telefónicas de la Policía Federal, entre otras pruebas.
Se trata de la investigación que desbarató el grupo liderado por un hombre de la zona oeste de la ciudad conocido como Morrón, quien actuaba como proveedor de marihuana. Coordinaba acciones con Brian Páez, alias Puti, quien por entonces tenía a maltraer a los vecinos del barrio Lomas del Mirador II, con balaceras a diario. En marzo ambos acordaron cumplir seis años de prisión efectiva por ser las cabezas de la banda, como coautores del delito de Comercio de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas. Para otros dos, que actuaban como almacenadores de la droga, fueron cinco años y seis meses; para tres colaboradores, cuatro años y dos meses, al igual que otros tres que vendían la droga en forma independiente a la banda; por último, una mujer que tuvo una participación secundaria acordó tres años y ocho meses.
En aquella ocasión había quedado pendiente la situación de Nazaret Díaz, imputado por coordinar acciones de la organización por celular desde la cárcel, y Kevin Páez, hermano de Puti. Como habían rechazado el abreviado, se pensaba que iban a ir a un juicio oral, pero finalmente eligieron el mismo procedimiento.
Díaz, de 29 años, remisero, del barrio San Agustín, acordó seis años de prisión, y Páez, de 27, electricista del Lomas del Mirador II, recibió la pena de cuatro años de cárcel.
A su vez, como Díaz tenía otra condena por narcotráfico que cumplía en la cárcel por la cual estaba preso al momento de ser imputado en esta causa se le unificaron ambas penas en siete años y dos meses de prisión.
La banda fue desbaratada el 30 de abril de 2016, cuando el juez federal de Paraná, Leandro Ríos, libró 15 órdenes de allanamientos, requisas personales y vehiculares en distintos puntos de la ciudad, puntualmente los barrios Lomas del Mirador II, Consejo, San Agustín, y San Benito, y también en la Unidad Penal Nº 1.
Charla de hermanos
Una conversación telefónica que estaba siendo intervenida por los investigadores de la Federal fue plasmada en la sentencia como muestra de las pruebas que la fundamentaron. Fue entre los hermanos Brian y Kevin Páez.
Brian: Kevin
Kevin: Que!
B: Y!
K: No lo llamé ahora, si me estaba cambiando.
B: Escuchá, traé la merca.
K: Sí....
B: No tengo más, boludo, estos recién me avisaron.
K: La tengo plantada.
B: Ahá.
K: Escuchame si voy me pagás vos el remís.
B: Sí boludo.
K: Yo no tengo plata.
B: Te dije que sí. Le tengo que pagar al Nico todo por vos rata.
K: Bueno yo ahora hablo con el tío, a ver que dice.
B: Bueno, dale, dale.

A la guerra
También quedó plasmada en la causa una conversación registrada entre Kevin Páez y un hombre no identificado, al que llaman Sapo, donde el primero le pedía que le consiguiera municiones porque estaban en plenos enfrentamientos armados con rivales en la zona del Lomas del Mirador y querían vengarse de una presunta "entrega".
Kevin: Hola Sapo.
Sapo: ¿Cómo andás loco?
K: ¿Todo bien?
S: Todo bien.
K: Che, te hago una pregunta, ¿tenés por ahí o no rescatás un par de balas de once?
S: ¿Una que?
K: Balas de once.
S: Te averiguo a ver qué onda.
K: Fijate si podés, porque viste la que pasó hoy ¿te enteraste?
S: Ahá, sí.
K: Y queremos.
S: ¿Pero a ustedes los tocaron?
K: Y sí, lo que se ve es de nosotros.
S: Ah mirá.
K: Nos mandaron re en cana y le queremos caer esta noche por ahí.
S: Ah más vale, hey yo te averiguo ahora a ver qué onda, a ver qué me dice.
K: Dale cualquier cosa me avisas a este celu.
S: Dale, te mando un mensaje.
K: Listo, chau, chau.

Comentarios