Secciones
Narcomenudeo

Condenan al acusado de ser el proveedor droga de una banda de narcomenudeo

Ramón Taborda fue sentenciado a cinco ños de prisión por integrar el grupo que vendía drogas en barrio Consejo, liderado por Burdino.

Jueves 02 de Julio de 2020

Una causa por narcotráfico había revelado una cruda realidad que se da en no pocos kioscos de droga de Paraná: el uso de menores para la actividad ilícita. Se había llegado a una condena a cuatro personas, entre ellas al líder de la banda que operaba en el barrio Consejo, Facundo Martín Burdino. Restaba juzgar al quinto imputado, Salvador Ramón Taborda, quien era sindicado como el proveedor de droga. Ahora, en un juicio abreviado, este hombre aceptó la pena de cinco años de prisión ante el Tribunal Oral Federal, que fue la segunda en dos meses, ya que a fines de abril también había acordado una sanción por tenencia de estupefacientes en la Justicia provincial.

El imputado, de 48 años, había sido detenido tras los allanamientos de la Dirección Toxicología de la Policía provincial el 2 de marzo de 2018. Los mismos sucedieron luego de una investigación con intervenciones telefónicas y otras tareas en las que se comprobó la existencia de un grupo de personas dedicadas a la comercialización de estupefacientes, organizado y liderado por Burdino e integrado, entre otros, por su pareja Verónica Noemí Lucero, Daniel Omar Luna y su pareja Gabriela Garbezza, quienes eran aprovisionados por Taborda.

droga.jpg
Una causa por narcotráfico había revelado una cruda realidad que se da en no pocos kioscos de droga de Paraná: el uso de menores para la actividad ilícita

Una causa por narcotráfico había revelado una cruda realidad que se da en no pocos kioscos de droga de Paraná: el uso de menores para la actividad ilícita

La venta de los estupefacientes se llevaba a cabo tanto en los domicilios de los primeros cuatro nombrados, como en la localidad de Strobel (Departamento Diamante).

En 2019 se realizó el juicio abreviado donde Burdino, Lucero, Luna y Garbezza acordaron distintas penas de prisión efectiva, por el delito de Comercio de estupefacientes, agravado por la utilización de menores de edad, y también por la intervención de tres o más personas. En ese momento, al señalado como proveedor no le convenció ese acuerdo, por lo que iba a ir a un debate, pero finalmente tomó el mismo atajo. A fines de junio confesó ser autor del mismo delito que sus cómplices, pero como partícipe secundario. En junio se realizó la audiencia en la cual el fiscal auxiliar Leandro Ardoy y la defensora particular Corina Beisel presentaron el acuerdo, y donde Taborda prestó su consentimiento.

La pena acordada fue de cinco años de prisión, y una multa de 15.000 pesos. La discusión entre las partes estuvo en torno a la unificación de dicha sanción con la pena impuesta por la Justicia provincial el 30 de abril a Taborda, en el marco de una causa por narcomenudeo, que finalmente terminó cerrándose mediante un juicio abreviado con la calificación legal de Tenencia simple de estupefacientes. En esa oportunidad, el hombre aceptó dos años de prisión efectiva.

Al respecto, el fiscal Ardoy propuso la pena de cinco años y 10 meses de prisión por las dos condenas, en tanto que la defensora Beisel se opuso y solicitó una sanción menor.

En la sentencia, el Tribunal Oral Federal unipersonal presidido por Roberto López Arango homologó el acuerdo del abreviado, y en torno a la unificación de las dos penas dictó cinco años y tres meses de cárcel para Taborda.

“Entiendo que una respuesta punitiva que se eleve levemente del mínimo para el caso resulta ajustada a la personalidad, grado de instrucción y condición social del imputado y básicamente a su estado de salud, que fuera determinante a la hora de otorgarle una prisión domiciliaria”, consideró el magistrado al dictar y fundamentar la sentencia, y otorgarle dicho beneficio a Taborda.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario