Judiciales

Condenan a 17 años de prisión al hombre que le gatilló a la pareja y asesinó al cuñado

Daniel Centurión recibió la pena por los delitos de intento de femicidio y homicidio perpetrados el 30 de mayo en el barrio Humito de Paraná.

Miércoles 23 de Noviembre de 2022

Un intento de femicidio y un asesinato conmocionaron al barrio Humito de Paraná en la fría madrugada del 30 de mayo. Daniel Alberto Centurión fue visto correr con un arma de fuego en una mano, mientras yacía en el asfalto su cuñado Daniel Canavides con un balazo en la cabeza, y su pareja, hermana de la víctima fatal, salía de su casa pidiendo auxilio. Dos semanas después, Centurión fue detenido. Ayer recibió la condena de 17 años de prisión tras haber confesado en un juicio abreviado los dos delitos cometidos en cuestión de segundos.

Según pudo reconstruir la investigación del fiscal Laureano Dato y la División Homicidios, el episodio sucedió alrededor de las 4, cuando Centurión mantuvo una discusión con su pareja, a quien le recriminaba una supuesta relación con otro hombre, agarró una pistola calibre 9 milímetros y le gatilló en la cabeza varias veces, pero las balas no salieron. Entonces, le pegó en la cabeza con la culata de la pistola y salió de la casa.

Homicidio en Barrio Humito .jpg

La mujer comenzó a gritar en forma desesperada, lo cual alertó a su hermano, que estaba en una vivienda cercana y corrió a ayudarla. En el camino se cruzó con Centurión, quien le recriminó lo que había hecho, el agresor le apuntó a la cabeza y volvió a gatillar la pistola. Esta vez el arma funcionó y el proyectil terminó con la vida de Canavides, a sus 39 años.

El asesinato ocurrió al lado de la canchita de fútbol y los juegos infantiles del sector del barrio Humito que se encuentra al lado del entubado del arroyo Antoñico, debajo del puente de calle Laprida.

LEER MÁS: El acusado de matar a Canavides, habría intentado asesinar a otro vecino

En la escena del crimen no se hallaron vainas servidas, lo que hizo presumir que el asesino las levantó antes de huir.

Los investigadores comenzaron la búsqueda de Centurión, que duró dos semanas. Iban siguiendo su rastro y detectando a las personas que le daban alojamiento. Finalmente, acorralado y sin posibilidades de mantenerse más tiempo prófugo, se entregó en la mañana del 16 de junio en la Fiscalía. Desde entonces, luego de ser indagado por el fiscal, permanece alojado en la Unidad Penal N° 1.

Se indicó que el hombre de 30 años estaba viviendo en situación de calle, apenas sabe leer y escribir y tiene antecedentes condenatorios por los delitos de lesiones y robo.

Asistido por la defensora oficial Antonela Manfredi llegó a un acuerdo con el fiscal Dato para un juicio abreviado. El mismo fue presentado la semana pasada en una audiencia ante el juez del Tribunal de Juicio Elvio Garzón. Tanto la Fiscalía y la defensa como la querella del abogado Fernando Quinodoz consintieron que Centurión purgue 17 años en la cárcel por los delitos de Homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Ayer el juez adelantó la resolución de la sentencia en la que homologó el acuerdo y condenó al hombre a la pena pactada.

Tal como ha informado UNO, la víctima del crimen había sido testigo de uno de los crímenes más emblemáticos e impunes hasta ahora en Paraná: el asesinato de José Daniel Rodríguez, ocurrido el 21 de diciembre de 2001. Ambos, junto a muchas personas más, habrían estado pidiendo alimentos en el hipermercado de calle Larramendi, cuando fueron reprimidos por la Policía. Canavides había escapado hacia un lado, y Rodríguez hacia otro, donde policías en un patrullero lo alcanzaron, asesinaron de un disparo por la espalda, lo secuestraron y luego arrojaron su cuerpo en el Parque Varisco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario