Secciones
Explotación Sexual

Condenada por captación de mujeres en Santa Fe para su explotación sexual en Paraná

María Cristina González acordó cuatro años y tres meses de prisión por su rol en el grupo que prostituía a jóvenes en avenida Ramírez.

Martes 02 de Julio de 2019

Poco después de la medianoche del 10 de abril de 2013 sonó el celular de la Guardia de la División Trata de Personas de la Policía entrerriana. El sargento que cubría el turno leyó el mensaje que decía: “Aka enfrente d la peruana hay un remi d santa fe kn gurisitas, hasiendolas laburar, pueden fijarse”. A las 0.43 entró otro: “La licencia d remi es 529, andan dos fiolos arriba dl remi, verde agua es”. Finalmente, a la 1.04 se recibió el último aviso del mismo número: “xq no vienen tamo filmando y esas mujere son d santa fe; y tan kn fiolos”.

Así fue cómo comenzó un procedimiento policial y posterior causa federal por Trata de personas con fines de explotación sexual, la cual derivó en la condena a dos hombres en 2014, y recientemente la sentencia contra otra responsable que estaba prófuga.

Esa madrugada, un policía concurrió la intersección de avenida Ramírez y Almirante Brown. Observó cuatro mujeres, vestidas con minifaldas, botas de caña alta con tacos, remeras escotadas, medias de red, muy maquilladas, a cuyo lado se encontraba el mencionado auto, el cual partió del lugar raudamente hacia el sur al ver al uniformado, con dos hombres y una mujer a bordo.

Así fue que varios patrulleros fueron a la zona de la terminal de ómnibus y luego localizaron el Fiat Siena cuando regresó al lugar donde habían quedado las mujeres. Del mismo bajaron Félix José Godoy, conocido como El Negro, Adrián Rubén Fernández y María Cristina González. Los tres fueron identificados, detenidos y luego imputados por la explotación sexual de chicas, menores y mayores de edad.

Captadora

En noviembre de 2014, Godoy y Fernández, oriundos del barrio santafesino Acería, aceptaron ser condenados a cinco años de prisión en un juicio abreviado. Ahora llegó el turno de quien se encargaba de la captación de las víctimas en la vecina capital.

González, conocida como Luciana, de 33 años, estuvo prófuga y fue capturada recién el 1° de agosto de 2018. Tras ser llevada a juicio aceptó cumplir cuatro años y tres meses de prisión efectiva por partícipe secundaria del delito de Trata de Personas.

El Tribunal Oral Federal de Paraná homologó el acuerdo al que arribó la imputada con la Fiscalía, y en la sentencia sostuvo que Godoy era el proxeneta y Fernández era quien trasladaba a las víctimas en su remís desde Santa Fe a Paraná para que ejercieran la prostitución en la calle.

Sobre el rol de la mujer, se comprobó que González era quien las había captado y organizaba los viajes, habiéndose contactado para ello con el remisero Fernández que las trasladaba desde Santa Fe –lugar de residencia de las víctimas– hacia la ciudad de Paraná. Era también, según lo declaró una de las víctimas, quien les daba órdenes e instrucciones, y las “retaba” cuando se excedían en el horario o no cobraran la tarifa acordada por sus servicios sexuales.

Según declararon las cuatro víctimas, ellas les pagaban a Fernández 150 pesos cada, y este era quien repartía el dinero con González por su colaboración.

A su vez, el TOF destacó que “las declaraciones testimoniales de las cuatro víctimas demuestran, más allá de toda duda razonable, la situación de vulnerabilidad preexistente en que se desenvolvían sus vidas, como de la actividad de prostitución que desarrollaban en la calle, y en la ‘parada’ en que fueron encontradas”.

“En todos los casos –agrega– se trata de mujeres muy jóvenes (una menor de 17 años y las tres restantes de 22, 24 y 25 años), con escaso nivel de instrucción y de capacitación para proveerse de algún empleo formal o con remuneración aceptable, con hijos pequeños a su cargo y de nivel socio-económico humilde”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario