Secciones
Policiales

Comienzan a juzgar a un hombre acusado de tráficar ciudadanos chinos

Enrique Scagliola fue apresado en abril de 2013 en Entre Ríos, cuando viajaba en un colectivo de línea junto a tres orientales; dos de ellos eran menores de edad.

Martes 18 de Noviembre de 2014

Este miércoles, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná comenzará a juzgar a Enrique Scagliola, acusado de tráfico ilegal de personas. Se trata de un juicio inédito en Entre Ríos, por el delito de que se trata, y con pocos antecedentes en el país, según se indicó a UNO.

El hombre, quien está detenido en la cárcel de Gualeguaychú, fue apresado en territorio entrerriano mientras viajaba en un colectivo de línea transportando a tres víctimas de origen chino en un viaje que se inició en San Pablo (Brasil) y tenía como destino Capital Federal. Está planificado que el debate se desarrolle durante dos audiencias, la inicial este miércoles desde las 10.30, y la última el día jueves.

Están citados a declarar ocho testigos ofrecidos por la Fiscalía General, cuyo titular, José Ignacio Candioti, representará al Ministerio Público Fiscal en esta etapa del proceso.

El delito está tipificado en los artículos 116 y 121 de la ley 25.871 de Migracioens, es decir, tráfico ilegal de personas agravado por resultar dos de las víctimas menores de edad –15 y 16 años en el momento del operativo–, por lo que el hombre enfrenta la posibilidad de ser condenado a una pena de entre 5 y 15 años de prisión.

Los hechos

El 6 de abril de 2013, Gendarmería Nacional realizaba un control vehicular en la ruta nacional 12, kilómetro 115, en el sur entrerriano. Los uniformados detuvieron a un colectivo de la empresa "Nuevo Expreso" que viajaba rumbo a la Ciudad de Buenos Aires. Una vez arriba, los oficiales detectaron la presencia de tres ciudadanos de origen chino que, al ser interpelados, dieron claras muestras de no entender el idioma.

Sin embargo, mediante gestos y aparentemente nerviosos, señalaron a un cuarto hombre que viajaba en un asiento cercano a ellos. Se trataba del imputado, Scagliola. Los cuatro fueron bajados del micro y a partir de la documentación que pudieron recolectar, constataron que dos de los migrantes eran menores de edad. A partir del análisis de los pasaportes de las víctimas, ninguno tenía registrado su ingreso al país.

Los gendarmes primero recuperaron un ticket que habría sido comprado por el acusado en la misma boletería y que a la vez presentaba un número de talón correlativo a los tres pasajes mostrados por los ciudadanos chinos, con diferencia de un número. Además, el pasaje de Scagliola había sido adquirido el mismo día, pero con una diferencia de 10 minutos respecto de los tres anteriores, dio cuenta el sitio Fiscales.gob.ar.

Frente a esas coincidencias, los uniformados requisaron a los tres jóvenes asiáticos y a Scagliola. Encontraron que uno de los adolescentes menores de edad tenía un boleto de pasaje de la empresa Pluna, con origen de viaje en San Pablo y destino en Uruguayana, el día 3 de abril a las 22.30, y que había sido emitido el día anterior. Scagliola, por su parte, guardaba en la billetera un boleto similar, con idéntico origen, destino, horario de viaje y fecha de emisión.

El Tribunal estará presidido por Roberto López Arango, e integrado por Noemí Berros y Lilia Carnero. Actuarán como defensores los abogados José Ostolaza y Martín Clapier.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario