Secciones
Golpiza y muerte

Buscan al joven que asesinó a golpes a un hombre que lo alojó

Matías Mazoco, de 25 años, está prófugo por el asesinato de Raúl Ramírez, de 30, perpetrado en el barrio Mosconi II de Paraná

Sábado 13 de Julio de 2019

“Tuve una pelea con Raúl, en una casita del barrio Mosconi, a una cuadra de la placita”, dijo Matías Nicolás Mazoco a los policías del hospital San Martín, ayer por la mañana, a donde el joven se fue a atender por las lesiones que sufrió en la reyerta. Sin embargo, luego desistió de recibir atención médica y se fue. Minutos más tarde, personal de la comisaría 15ª ingresó al domicilio y encontró Raúl Ramírez muerto en un charco de sangre. La División Homicidios de la Policía entrerriana sumó varias pruebas que lo dejan a Mazoco como el principal sospechoso y lo buscan por cielo y tierra, bajo instrucciones del fiscal Martín Wasinger.


Según pudieron reconstruir los investigadores, desde la noche del jueves se habían juntado cinco personas en una casa del barrio Mosconi II, ubicado en la zona de calles Caputto y Miguel David. Allí se encontraban Mazoco, de 25 años, Ramírez, de 30, y tres amigos más. Pasaron la noche y la madrugada, hasta que terminaron la reunión. Mazoco estuvo viviendo en el último tiempo en el barrio 4 de Junio, pero había tenido inconvenientes hace unos días, por lo que no tenía a dónde dormir. Ramírez, por su parte, vivía en la casa del Mosconi que le dejaron sus padres antes de morir, hace unos años. Por eso, le dio un lugar al otro joven para pernoctar (otra casa distinta a donde se desarrolló el encuentro de amigos). Estaban los dos solos en la vivienda cuando se produjo una discusión, una pelea y la feroz golpiza por la que Raúl falleció, principalmente por la fractura de cráneo. Es decir, no se advirtió que se haya utilizado algún tipo de arma para el crimen. Mazoco también resultó lesionado por lo que decidió ir al hospital para ser asistido. Se anunció en la Guardia, explicó lo que pasó, lo entrevistaron los policías del destacamento, pero antes de recibir la ayuda de los médicos se arrepintió y se fue del nosocomio.

09f1.jpg



Luego, los policías llamaron a la comisaría 15ª para avisar de la pelea que se produjo en una casa. Los efectivos de esta dependencia fueron a averiguar, localizaron la vivienda y como nadie respondía ni atendía, debieron romper la puerta para ingresar. En la habitación del frente encontraron muerto a Ramírez. Se pudo advertir, como la puerta estaba cerrada por dentro, que el asesino salió por la ventana, que se encontraba abierta. Los investigadores observaron, a partir del análisis de las cámaras de vigilancia del 911 y particulares, el recorrido realizado por Mazoco tras salir del hospital. Llegó a la zona de la terminal de ómnibus, pero no se constató que se haya subido a un colectivo. Además, preguntó a comerciantes cómo llegar a un lugar de la zona de la Circunvalación, donde hay un hombre para quien realiza changas. Este sujeto dijo que no sabía nada de él desde el jueves, cuando estuvo trabajando allí. En dichas imágenes, se observa que el joven se iba tocando el cuerpo, como en un gesto de dolor, por los golpes recibidos en la pelea. Esta situación confirmó que Mazoco no es de Paraná. Los pocos datos con que se cuenta, es que sería oriundo de San Nicolás, provincia de Buenos Aires. Habría llegado hace unos meses a la capital entrerriana. En el lugar del hecho trabajó el personal de la Dirección Criminalística, que levantó diversos rastros,como sangre y pelos que serán analizados. Los efectivos de la División Homicidios reunieron varios testimonios, los principales son los amigos que habían pasado la noche con la víctima y el sospechoso.

Todo apunta a Mazoco como el agresor. Además, muchos vecinos contaron que Ramírez era un buen muchacho, que no causaba problemas, y que lamentablemente sufría adicción a las drogas. Pero prefería pedir en el barrio para comer, antes que robar. La casa estaba casi vacía, ya que entregó lo que tenía para comprar para consumir. Por estas horas, el acusado está siendo buscado por todos lados. Esperan que no haya recibido ayuda para huir de la provincia, en el lapso que tuvo desde que salió del hospital hasta que la Policía halló el cadáver.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario