Paraná
Viernes 03 de Noviembre de 2017

Atrincherado en el Carribar: se suspendió el operativo para evitar una tragedia

Desde la Municipalidad de Paraná se dispuso posponer el procedimiento de liberar el Parque para evitar el choque con el dueño del carribar que está dispuesto a resistir hasta las últimas consecuencias.

El viernes era el límite para el dueño de un carribar que se resiste a la remoción pero frente a la violencia con la que enfrentó el operativo municipal es que desde el ejecutivo se dispuso posponer el procedimiento a fin de evitar una tragedia.

El miércoles a la tarde se inició el operativo para liberar el Parque Urquiza de los comercios gastronómicos que -según la comuna de Paraná- estaban instalados de modo ilegal. La gran mayoría a regañadientes accedió a trasladar los elementos de las construcciones para de esa manera derrumbarlas con topadoras.

El inconveniente surgió con el carribar de Hugo Núñez, quién rodeó de garrafas y cubiertas su emprendimiento y amenazó con prenderle fuego con él adentro para evitar y resistirse a la llegada de la topadora.

Ante esta actitud, desde la Fiscalía Municipal, se informó a UNO que se suspendía transitoriamente la medida. Francisco Avero explicó: "Convocamos para el lunes a las 11 a la gran mayoría de los comerciantes a dialogar a la Municipalidad sobre los pasos a seguir. Queremos saber cuál sería el mejor lugar para emplazar los carribares y atender sus quejas".

Embed


"Observamos que la gran mayoría de los comerciantes, entre los cuáles puede haber algunos molestos por la decisión tomada, están dispuestos a hablar con nosotros y buscar la mejor solución. Valoramos esta postura y por ello es que los convocamos para seguir para adelante, pero partiendo de la base que se estaba frente a una irregularidad notoria", resaltó el funcionario.

En este sentido, Avero aclaró: "Distinta es la postura del señor Núñez que amenazó con tomar medidas extremas, y la verdad es que no queremos que esto termine en una tragedia. Vamos a esperar algunas horas, trataremos de hablar con él, de que entienda que no es bueno atrincherarse o hacer explotar garrafas, como dijo".


"Si hay una resistencia en el tiempo habrá que denunciarlo, y por lo pronto ese comercio está clausurado, no podrá trabajar ya que no quiere dialogar. Por eso está alertada la Policía de esta situación para evitar males mayores", resaltó.

El fiscal indicó que desde la comuna hay predisposición para escuchar y atender los reclamos de los dueños de los carribares y "por ello es que queremos informarles de nuestro plan para su nuevo emplazamiento que les puede llegar a ser muy interesante y que no está lejos de dónde estaban asentados".

"Queremos hablar con ellos y llegar a un acuerdo pero tendrán que aceptar nuestra postura que allí, dónde se encontraban, no podrán volver a ocupar el espacio", reseñó finalmente.

Comentarios