Amenazas
Sábado 21 de Abril de 2018

Amenazó desde la cárcel al hermano de los dos hombres que habría asesinado

Según la Fiscalía, publicó en su muro de Facebook "Acá estoy gil, mirame los dedos, 2 por 0, ahora faltás vos". Le prorrogaron la prisión preventiva.

Lucas Paniagua, de 24 años, está imputado por los asesinatos de los hermanos Diego y Rubén Godoy, ocurridos el 18 de febrero en el barrio San Jorge de Paraná, en medio de una reyerta que se produjo por un conflicto entre ambas familias que lleva bastante tiempo.

Esta semana, un hermano de las víctimas lo denunció por una publicación que hizo en Facebook desde la cárcel, donde lo amenazó de muerte y se burló. Fue motivo suficiente, entre otros, para que la jueza de Garantías Elisa Zilli, hiciera lugar al pedido del fiscal Gonzalo Badano de prorrogar por 60 días la prisión preventiva.

El defensor público, Luis Pedemonte, puso reparos porque no había sido informado de esta prueba.

Además, se anunció que el hermano de Paniagua, Nicolás, también será imputado por una de las muertes. La audiencia se desarrolló ayer a la mañana en los Tribunales de Paraná. El fiscal anunció el cambio de la formulación del hecho. Inicialmente, Paniagua había sido acusado de haber disparado primero contra Diego Godoy, quien cayó muerto sobre calle 1.377 frente al salón del Centro Integrado Comunitario, donde se celebraba un cumpleaños de 15; y luego haber baleado a Rubén, quien había ido hasta su casa a reclamarle por el ataque a su hermano, y sufrió heridas en la zona abdominal por las que falleció el 3 de marzo.

Sin embargo, en las declaraciones testimoniales recibidas en los últimos días en Fiscalía, este segundo episodio no habría sido tal. Hay personas que afirmaron haber visto que Lucas le pasó el revólver a Nicolás, quien le disparó numerosos balazos a Rubén Godoy. De este modo, a Lucas Paniagua le imputarán el homicidio de Diego como autor y el de Rubén como coautor, en tanto que citarán para imputar a Nicolás Paniagua por la muerte del segundo.


"Llévenles flores de parte mía"

Al momento de argumentar los riesgos procesales para pedir la prórroga de la prisión preventiva, Badano informó que "el 17 de abril se hizo presente (en Fiscalía) Ricardo Godoy, hermano de las víctimas, a efectuar una denuncia contra Lucas Paniagua, en la cual manifestó que en las redes sociales publicó: 'Acá estoy gil, mirame los dedos, 2 por 0, ahora faltás vos, sabés que yo voy y pum pum pum, gato, sabés que voy por vos Ricardo y la completo, llévenle un par de flores a ellos de parte mía, vos sabes que voy, gatos cuéntenla como quieran'". También presentó otros mensajes en los que habría escrito: "Te querés matar, 2 por 0 es negocio, voy arriba, pum pum pum".

El fiscal indicó que "el gesto que hace se puede ver en una fotografía en la unidad penal en la que se encuentra alojado, como si se tratara de un partido de fútbol y no de la vida de las personas, en el cual iría ganando dos a cero, y hace referencia que va a matar a Ricardo Godoy. Por medio de estas amenazas pone de manifiesto que pese a la medida de prisión preventiva en la unidad penal se las ha ingeniado para poder amenazar. Si queda en libertad, podría llegar a concretar estas amenazas que justamente está anunciando, una amenaza de muerte contra una persona que es testigo del hecho, no solo el hermano (de las víctimas)".

Además, Badano agregó que "a eso hay que sumarle que aún no ha sido habida el arma de fuego con la cual se dio muerte las personas, a la que, en caso de encontrarse en libertad, podría destruir o usar para intimidar e influir sobre los testigos que aún restan declarar en la parte más importante del proceso como lo es el juicio oral y público".

"Se trata de un conflicto armado entre Godoy y Paniagua", explicó el fiscal, y aseguró que "el hecho se reformuló en la apertura de causa, sin embargo se está trabajando en al remisión a juicio para que sea lo antes posible. Si hace esto (por las amenazas en Facebook) desde la Unidad Penal, ¿qué podría hacer en libertad o con prisión domiciliaria?".

Los abogados querellantes, Alberto Salvatelli y Juan Smaldone, adhirieron al planteo del fiscal. El defensor oficial Pedemonte cuestionó que hay errores en la reformulación del hecho, que justamente sirve para argumentar la medida cautelar y mencionó que el conflicto es mucho más complejo que lo manifestado por la Fiscalía en el hecho. Además, sostuvo que por el temor que le tienen todos a la familia Godoy en el barrio, no consiguen testigos que se animen a ir a declarar a favor de Paniagua. Pidió que le otorguen prisión domiciliaria con tobillera electrónica.

La jueza Zilli no dudó en extender la preventiva en la cárcel de Gualeguay a Paniagua hasta el 2 de junio, por los fundamentos vertidos por el fiscal.

Comentarios