Bebe Flamulari
Miércoles 04 de Abril de 2018

Al "Bebe" Flamulari lo condenaron a cinco años de cárcel por 30 hechos delictivos

En un juicio abreviado, el muchacho de 18 años fue sentenciado por los innumerables robos, asaltos y hurtos que efectuó en la zona del barrio Belgrano de Paraná. De adolescente había acumulado denuncias y tenía a maltraer a los vecinos.

Un conocido de la Justicia y la Policía por la acumulación de causas delictivas en la ciudad de Paraná, y en especial en la zona del barrio Belgrano, era el "Bebe" Flamulari, un joven de 18 años que previo a su condición de mayor de edad ya había acumulado cerca de 20 robos y asaltos. Lo cierto es que en un juicio abreviado, admitió la acumulación de 11 causas más, y aceptó la condena de prisión efectiva por el término de cinco años.

Ante el juez de instrucción Eduardo Ruhl, se homologó el acuerdo entre la fiscal Melisa Saint Paul y los defensores oficiales Jorge Sueldo y Jorge Balbuena por lo que se lo condenaba a la pena de cinco de prisión efectiva.

Se hizo saber a UNO desde la Policía y desde la comisaría sexta que Flamulari al obtener la mayoría de edad, solo desde setiembre hasta febrero, en que se le dispuso la prisión preventiva en la cárcel, había sido denunciado por hechos delictivos en 11 causas.

Las restantes 20, todas habían sido judicalizadas bajo su condición de menor de edad, lo que llevó a imponerle una condena de ejecución condicional, que luego había sido apelada por la fiscalía.

Lo cierto es que "El Bebe", como se lo conocía en el Belgrano como en los barrios aledaños, hacía gala de su condición de liderar un grupo delictivo y ser el capo de la zona, pero además entre sus vecinos había temor de denunciarlo por miedo a las represalias.

Por ello es que luego de producirse la condena en el juicio abreviado, es que se consideró por parte de la fiscalía: primero que se podría llegar a tranquilizar ese sector afectado por la inseguridad en Paraná, y por el otro, Flamulari había cosechado varios enemigos que lo estaban buscando para "ajusticiarlo", por la falta de códigos que tenía a la hora de asaltar o robar a sus propios vecinos.

De esa forme se entendió que la pena impuesta era justa, sin dejar de lado, que su traslado al penal, le garantizaría al menos que esté custodiado y fuera del peligro de las personas que habían jurado matarlo.

De esta forma, desde ayer, Ramón Ismael Flamulari se encuentra alojado con un pedido de seguridad, en la cárcel de Paraná.

Comentarios