Secciones
Triple Crimen de Bajada Grande

Afirman que uno de los hijos de Siboldi está preso hace dos meses pese a ser inocente

La defensa sostiene que si a las víctimas las mataron con dos armas de fuego, no pueden acusar a tres personas, y valora el resultado del dermotest.

Martes 30 de Julio de 2019

Los resultados de pericias científicas de la investigación del triple homicidio perpetrado en Bajada Grande, en la madrugada del 25 de mayo, ha dejado varios aspectos para analizar. Por el hecho están imputados y detenidos con prisión preventiva Oscar Siboldi, de 54 años, y sus hijos Alexis Maximiliano, de 24, y Brian Exequiel, de 21. La conclusión más relevante efectuada por la defensa de los mismos es que uno de los hijos es inocente, sin embargo está preso hace dos meses.

Embed
Embed

El hecho ocurrió en una de las viviendas que tiene Siboldi en el barrio de la zona noroeste de Paraná, donde murieron asesinados Miguel Aguirre, de 35 años, y los hermanos Luciano y Leonardo Martín Álvarez, de 37 y 29 años.

Embed

Por un lado, se confirmó que se utilizó un arma de fuego para ultimar a dos de las víctimas, y otra distinta para la tercera.

Embed

Siboldi padre, en su declaración ante la fiscal Patricia Yedro, se autoincriminó por las tres muertes: afirmó que él solo mató a las víctimas, y agregó que actuó en defensa propia y de sus hijos en el enfrentamiento armado que se produjo en el interior de la casa, donde una veintena de personas se encontraba bebiendo alcohol y jugando al pool.

La prueba de dermotest arrojó resultados que avalarían esta versión: en sus manos y en las de Aguirre y Leonardo Álvarez se hallaron restos de los metales producto de la deflagración que producen los disparos de armas de fuego, tanto en la piel como en la ropa. Es decir que se confirma que, al menos, los tres se tirotearon en la casa.

A su vez, la misma prueba dio negativa para los dos hijos de Siboldi, aunque esto no sería determinante ya que ambos fueron detenidos 24 horas después del hecho, por lo que podrían haber tenido tiempo suficiente para limpiarse y cambiarse de ropa.

La cuestión central, para el abogado defensor Alberto Salvatelli, pasa porque según su análisis, objetivamente “hay una persona que es inocente y está presa hace 60 días”. Arriba a tal conclusión al observar que para matar a las tres víctimas se utilizaron dos armas, por lo que uno de los tres imputados no disparó. Se cree que podría ser Alexis Siboldi, quien en medio de la trifulca en la vivienda recibió un golpe en la cabeza que lo dejó prácticamente desvanecido.

Lo que lo compromete es que según afirmó un amigo, el joven dijo, luego del hecho, “los matamos con papi”. Pero no hay testigos presenciales que hayan observado que los hijos dispararon, aunque sí los vieron portando armas.

Cabe recordar que los tres imputados están con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1 de Paraná, por el plazo de 90 días. Había existido un acuerdo previo entre la Fiscalía y la defensa para que los dos hijos cumplan con la medida de coerción en carácter de arresto domiciliario con tobillera electrónica, pero la querella se opuso, atento a que se podría entorpecer la investigación, teniendo en cuenta que las armas no fueron habidas, y el Juzgado de Garantías denegó el pedido y confirmó que la medida cautelar se siga cumpliendo en la cárcel.

La postura de la familia de las víctimas es clara, como lo han manifestado en las marchas por justicia que hicieron en Tribunales: “Ellos (por los hijos) son tan culpables como el padre. La familia se pasea y hace vida normal, como si nada, siguen con el juntadero en la casa donde ocurrió el crimen, tienen custodia las 24 horas y privilegios en el penal. Tendría que haber más gente detenida porque había más personas en la casa”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario