Secciones
Homicidio en Paraná

Acribillaron a balazos a un hombre, a metros de donde chicos practicaban fútbol

Alejandro Centurión, de 36 años, fue asesinado de nueve balazos ayer a la tarde. La Policía junta pruebas y tiene demorado a un sospechoso

Sábado 02 de Noviembre de 2019

El barrio Villa Almendral es una zona caliente de la venta de drogas en Paraná desde hace muchos años. Pocos dudan de que esta circunstancia tenga algo que ver con el asesinato de un hombre, ocurrido ayer en plena tarde, sobre calle 3 de Febrero.

Una serie continuada de disparos alarmó a todos los que estaban cerca de la cortada Pablo Mantegazza, en esta zona que es uno de los límites de la ciudad en donde la desigualdad social está bien marcada. Las casas cerca del río son mansiones, atrás aparece la barriada postergada en donde todavía hay calles de tierra, autos abandonados, perros de la calle y demasiados muchachos pasando las horas en las esquinas sin mucho por hacer.

Embed

Un gigantesco pozo del cual rebalsan aguas cloacales, cerca de calle Ambrosetti, es un buen reflejo de la situación. “El otro día una camioneta quedó metida de punta en el pozo”, contó a UNO un vecino, mientras a pocos metros los policías de la División Homicidios, con el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, trabajaban para esclarecer el asesinato.

A las 16.30, mientras que a unos 100 metros, en el club Ministerio, entrenaban las categorías preinfantiles los patrulleros ingresaron rápido pero en silencio a la calle que, por las noches, es muy recorrida por diferentes vehículos.

Además del club de fútbol, en la zona generan constante movimiento El Plumín, la subsede del Club Atlético Estudiantes; el club Pucará y algo más alejado el Club Náutico Paraná.

La víctima fue identificada como Alejandro Centurión, de 36 años. A partir del aporte de testigos y familiares del fallecido, la Policía demoró a un sujeto señalado como el posible autor del hecho.

En la recorrida por la zona, vecinos dijeron a UNO que no sabían nada de lo ocurrido, y era tanto el temor que algunos dijeron que ni siquiera escucharon los tiros: la víctima fue acribillada de nueve balazos en una vivienda. Por sus características, sería un claro ajuste de cuentas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario