Homicidio
Jueves 14 de Junio de 2018

Aceptó ocho años de prisión el joven que mató a otro a puñaladas en Hernandarias

Jonathan Duarte acordó la mínima pena por haberle quitado la vida a Brandon Bernhard el 18 de febrero, en el marco de un conflicto entre ambos

A casi cuatro meses del asesinato de un joven en la ciudad de Hernandarias, la causa culminó en un juicio abreviado. El acusado de matar a puñaladas a Brandon Bernhard confesó, expresó su arrepentimiento y pidió empezar a cumplir la condena que le corresponda. Por el contexto de un conflicto entre la víctima y Jonathan Duarte, que llevaba bastante tiempo, y la falta de antecedentes, las partes acordaron la mínima pena por el delito de Homicidio, que es ocho años de prisión.
Aquel 18 de febrero, aproximadamente a las 5, en la esquina de las calles Paraná y Santiago del Estero, se cruzaron Bernhard, de 22 años, y Duarte, de 23. Unos segundos después, Brandon quedaba muerto en el asfalto, y Jonathan se escondía en la casa de su madre, a pocos metros de la escena del crimen.
Dos testigos observaron el violento episodio y fueron fundamentales para esclarecer el hecho. En sus relatos, ambos coincidieron con el desarrollo del hecho y sindicaron a Duarte como el responsable del asesinato.
"Andate de la esquina de mi barrio, te voy a matar", fue lo que ambos testigos escucharon decir a Duarte, cuando lo vio a Bernhard, quien recién había salido de un boliche ubicado en las inmediaciones.
Segundos después se enfrentaron y se pelearon. Pero Duarte llevaba una cuchilla que no dudó en utilizar, y le asestó un número indeterminado de puñaladas. Varias fueron superficiales, pero una fue letal: le clavó el arma blanca en el pecho, debajo de la tetilla derecha. Luego, corrió y se escondió en la vivienda de su madre.
Según la autopsia practicada por el médico forense, Brandon murió prácticamente en el acto, por la hemorragia masiva que le produjo la puñalada. La investigación de la División Homicidios esclareció el hecho el mismo día, pero nunca pudo ser encontrada el arma homicida.
Luego de estos meses de la investigación penal preparatoria de la fiscal Patricia Yedro, se llegó a un acuerdo junto al imputado, quien fue asistido por el defensor oficial Luis Pedemonte, y con el querellante Patricio Cozzi, quien representó a la familia de la víctima, que prestó su consentimiento con este modo de resolver la causa.
Ayer se realizó la audiencia ante el juez de Garantías Elvio Garzón, donde la fiscal expresó que no se han considerado agravantes, debido a la existencia de un conflicto previo que databa desde bastante tiempo, con numerosas denuncias previas del imputado contra la víctima, además de que Duarte no tiene antecedentes penales. En este sentido, se acordó que la pena a cumplir por parte del joven sea de ocho años de prisión.
Por su parte, el defensor Pedemonte explicó que el querellante "fue una de las partes decisivas para llegar a este acuerdo", y agregó que este procedimiento abreviado "fue un pedido expreso de mi defendido, él me manifestaba desde un primer momento cerrar cuanto antes esta cuestión porque quería cumplir la condena que le correspondiera, lo manifestó desde un primero momento. Esa expresión tan sincera de Duarte de querer empezar a cumplir la condena es una muestra de arrepentimiento, que fue evaluado también por la Fiscalía y la querella para definir el mínimo de la escala penal".
Luego, el juez interrogó a Duarte quien dijo estar de acuerdo con esta resolución. Ahora, Garzón pasará analizar los elementos del legajo y el 22 de junio dictará la sentencia condenatoria, en caso de que considere adecuado el acuerdo en base a las evidencias.

Comentarios