Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Un año del uso progresivo del barbijo en Paraná

El primer decreto municipal fijó el uso del barbijo en espacios cerrados. Con el avance de la pandemia se extendió a la vía pública. Hay dispar cumplimiento.

Martes 27 de Abril de 2021

A un año del inicio de la exigencia del uso del barbijo o tapaboca, en plena segunda ola con récord de contagios del coronavirus, se advierte un dispar cumplimiento de una de las tres medidas de autocuidado más importantes para evitar la propagación de la enfermedad.

Barbijo coronavirus Covid-19 Paraná.jpg
Con el avance de la pandemia el barbijo se extendió a la vía pública.

Con el avance de la pandemia el barbijo se extendió a la vía pública.

En general, en los sectores comerciales y administrativos hay un alto o prácticamente total acatamiento a la norma, que al margen de su obligatoriedad, representa la acción más confiable de defensa y autocuidado contra el Covid-19.

Hace un año, la irrupción del desconocido virus planteaba más dudas e interrogantes, que certezas. Por ello, recién entre mayo y junio comenzó a extenderse el uso obligatorio del barbijo en la vía pública. Hoy se sabe que junto con el lavado frecuente de manos, y el distanciamiento de 2 metros, son las tres herramientas básicas e indispensables para evitar contagios.

Así como su uso se ha extendido en este tiempo, la concientización muestra grietas en el campo de la auto responsabilidad. Porque si bien se cumple en los ámbitos cerrados de concurrencia masiva, en el transporte público, comercios y oficinas, y en la vía pública del casco céntrico, ese cumplimiento cae significamente en otras zonas, barrios o lugares públicos de alta concentración, como la Costanera, el Puerto, la zona del exhipódromo Almafuerte, y en general, en la mayoría de las plazas.

LEER MÁS: El tapabocas, obligatorio en Paraná desde el miércoles

En el caso de la capital provincial, rige una normativa que establece multas por no uso del tapabocas, aunque es muy bajo el labrado de multas a infractores: principalmente se originaron en los primeros tiempos de aplicación del decreto.

La sanción vigente es de 100 Unidades Fiscales (UF), es decir, unos 6.000 pesos. En otras localidades del país, durante las últimas semanas, se han dispuesto fuertes incrementos en el valor de las multas.

En realidad, primó desde un inicio la apelación a la responsabilidad individual y social, y eventuamente, en aquellos operativos de control realizados en espacios cerrados, se realizaron las respectivas notificaciones, y posteriormente giradas al Juzgado de Faltas.

En varias localidades del país se acentuaron las actas de infracción y aumentaron el valor de las multas.

Progresivo

El 20 de abril, el gobierno municipal de Paraná dictó el Decreto Nº 529, que determinó a partir del miércoles 22 de abril “el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón por parte de todas las personas para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte público de pasajeros, transporte privado cuando haya dos o más personas, y en todos los espacios cerrados de acceso público”.

Por entonces, otras localidades entrerrianas ya habían avanzado en la obli gatoriedad de su uso para circular en la vía pública, como Libertador General San Martín, Villaguay, Concordia, Victoria, Oro Verde, Crespo, Federación, Valle María, San José y Gualeguay, entre otras.

LEER MÁS: El uso del barbijo depende de una laxa responsabilidad

Cuarentena Coronavirus Covid barbijo (6).jpg

Cuando por entonces aún no había obligatoriedad en territorio provincial, algunos distritos como Santa Fe, Ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Catamarca, ya se habían adelantado.

Finalmente, en Paraná, el 29 de junio, mediante Decreto municipal N° 940, se estableció el uso obligatorio del barbijo en la vía pública.

Desde entonces, el cumplimiento ha sido dispar en la vía pública: es muy común ver a peatones transitar sin la mascarilla, pese a recomendaciones e informaciones difundidas sin cesar.

Un año después de su paulatina incorporación en los hábitos cotidianos, el barbijo o tapaboca se ha naturalizado en la mayoría de la comunidad, aunque buena parte aún resiste su uso permanente, adopta una laxa responsabilidad, y expone a los demás.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario