CGT
Lunes 02 de Abril de 2018

Yasky cuestionó el modo de renovación que encara la CGT

El titular de la CTA de los Trabajadores dijo que hay dirigentes que están asumiendo su papel como la pata del oficialismo en el movimiento sindical.

El secretario general de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) y diputado nacional, Hugo Yasky, cuestionó ayer el proceso de renovación de la CGT sin los sectores más confrontativos al gobierno nacional y señaló que "hay dirigentes que están asumiendo su papel como la pata del oficialismo en el movimiento sindical".

"Por más que barajen de nuevo y cambien algunos rostros, lo cierto es que si es una CGT que va a estar supeditada a la iniciativa del Gobierno no va a representar a los trabajadores", alertó. Y agregó: "Hay dirigentes que están asumiendo su papel como la pata del oficialismo en el movimiento sindical. Eso, a la larga o a la corta lo van a terminar pagando porque la gente no lo va a olvidar".

Yasky aseguró que "hay un divorcio entre las bases y la conducción" en muchos sindicatos de la CGT que aceptaron el techo del 15% en las negociaciones paritarias. El dirigente de Unidad Ciudadana evitó opinar sobre la posibilidad no del todo descartada de que la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) encabezada por el bancario Sergio Palazzo tenga cabida en la nueva CGT. Según dijo, la CTA no se va a inmiscuir en este tema para "no introducir contradicciones". "Lo hacemos además porque sabemos que hay muchas regionales de la CGT que van a volcarse a este espacio", indicó Yasky al referirse al plan conjunto de las dos CTA y el moyanismo — que recientemente rompió con la CGT— de reeditar la experiencia del MTA, el movimiento sindical que en los años 90 se opuso las políticas económicas del entonces presidente Carlos Menem.

Yasky consideró una "fantasía" la pobreza que midió el Indec. Cuestionó la supuesta baja de la cantidad de pobres e indigentes celebrada por el presidente Mauricio Macri en los últimos días y denunció que esos índices reflejan "números de fantasía" que se utilizan "para dibujar una realidad".

"Ese anuncio termina siendo contraproducente porque la gente siente que se le está tomando el pelo", señaló el sindicalista, quien vaticinó: "Vamos a tener menos pobreza pero va a tener menos pobreza pero va a haber más cantidad de pobres".

Comentarios