Pais
Sábado 30 de Diciembre de 2017

Una médica murió al caer al vacío mientras practicaba parapente

Su instructor declaró que la mujer sufrió un ataque de pánico y apretó un botón que la hizo caer.

Una mujer de 28 años murió practicando parapente en un confuso episodio ocurrido en la ciudad tucumana de Concepción.
El instructor, que está detenido alegó que la joven entro en pánico y apretó un botón que la hizo caer desde unos 120 metros de altura.
Ayer a la tarde, Natalia Vargas, de 28 años, decidió salir con un grupo de amigos en Loma Bola y volar en parapente.
Natalia, desde hacía tres años vivía en Alemania donde estaba haciendo su residencia médica, viajó a Tucumán para pasar las fiestas con su familia y estaba haciendo los trámites por las vacunas para seguir viaje hacia Brasil.
La versión sobre un ataque de pánico en pleno vuelo fue del instructor que la acompañaba, Ariel Salazar, que está detenido en una comisaría de Yerba Buena, a la espera del avance de la investigación.
Sin embargo, los familiares y allegados desconfían de sus palabras ya que no era la primera vez que Natalia se subía a un parapente o realizaba alguna experiencia similar.
"Era una persona que amaba la vida y es imposible que haya tomado la decisión de soltarse. Tampoco creemos que haya sido un ataque de pánico; hizo bromas antes de salir, estaba contenta y ya había volado en parapente otras veces", manifestó Ana Corres, una de sus amigas más cercanas, al diario La Gaceta.
La familia sostuvo también esa posición. Eso llevó a que la Fiscalía 1ʬ a cargo de la investigación judicial, ordenara el secuestro de cámaras grabadoras y celulares y el rastrillaje en la zona de la caída para poder hallar el posible teléfono de la víctima que podría contener filmaciones del recorrido.
"Esto es raro. Si se tratara de apretar un botón para soltarse, ߮o hay algo que la sujete ante una emergencia?", se preguntó otra de las amigas.
Un experto en parapente consultado por La Gaceta explicó que se registran pocos accidentes de este tipo, es decir, la caída al vacío, en el mundo, tanto de pilotos como de pasajeros.
"Lo que sucede generalmente es un error humano, por ejemplo, por no prender bien el arnés (una especie de cinturón de seguridad). Pero el material que utilizamos en Loma Bola es muy seguro", dijo el piloto, quien pidió que su nombre se mantenga en reserva.

Comentarios