Secciones
Canasta Básica

Una familia necesitó durante 2018 más de 25.000 pesos para no ser considerada pobre

Es lo que se desprende de la medición de la canasta básica total, que aumentó un 52,9%. La canasta alimentaria registró una suba del 53,5%

Miércoles 23 de Enero de 2019

El precio de la canasta básica alimentaria aumentó 53,5% durante el 2018, por lo que una pareja con dos hijos requirió de 10.197,53 pesos para comprar la cantidad mínima de comida y no caer por debajo de la línea de la indigencia, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
En tanto, el precio de la canasta básica total (CBT), que además de los alimentos incluye una cantidad mínima de indumentaria y servicios, aumentó durante el año pasado 52,9% por lo que ese mismo núcleo familiar requirió de 25.493,80 pesos y no caer por debajo de la línea de la pobreza.
Sólo en diciembre, el costo de la canasta básica aumentó 0,7% mientras que la canasta total se incremento en 1,1%.
Con los valores del segundo semestre de la canasta básica total, el Indec elaborará la medición del índice de la pobreza, entendida esta como las personas cuyos ingresos no alcanzan para comprar un mínimo de indumentaria y el pago de servicios, además de alimentos.
En tanto con los valores de la CBT se confecciona el índice de la indigencia, que son aquellos pobres cuyos ingresos ni siquiera alcanzan para compara la cantidad indispensable de comida para la subsistencia.
En el primer semestre del año, el índice de pobreza alcanzaba al 27,3% de las personas, dentro de las cuales 4,9% eran indigentes. Esa medición estuvo por debajo del 28,6% del primer semestre del 2017, dentro del cual 6,2% eran indigentes.
Desde el sector privado, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) estimó en 33,6% el índice de pobreza y en 6,1% el de indigencia para el tercer trimestre de este año.
De esta manera, para la UCA, la pobreza subió 5,4 puntos porcentuales, o casi un 20%, desde el 28,2% de un año atrás hasta el 33,6% de septiembre último. La indigencia saltó 0,4 punto, desde un 5,7%, para el tercer trimestre de 2018. En ambos casos el resultado refiere al porcentaje de personas con ingresos que no alcanzan a cubrir las canastas alimentaria y total. Para el caso de los hogares el análisis arrojó 25,6% de pobreza, también en alza en comparación con el 20,9% del tercer trimestre del 2017, y 4,2%, de indigencia, desde 4,1%.
A partir de estas cifras, y teniendo en cuenta que para el Indec la población urbana de la Argentina alcanza a 40,5 millones, son 2,2 millones las personas que ingresaron a la pobreza y 170.000 a la indigencia en un año.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario