Control de tránsito
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Un grupo de padres bajó al chofer que llevaba a sus hijos de viaje porque estaba borracho

Los padres habían pedido previamente los controles, que revelaron que el conductor tenía 0,8 gramos de alcohol en sangre al momento de salir de Buenos Aires a Córdoba con un grupo de chicos de primaria a bordo

Un grupo de 43 alumnos de 13 años del colegio Naciones Unidas de la Ciudad de Buenos Aires tenía planeado salir de viaje de egresados hacia Córdoba el sábado a la mañana. Los padres, cautelosos, habían solicitado tres días antes que al momento de salir se realizaran controles de alcoholemia para quedarse tranquilos de que sus hijos viajaban seguros. Sin embargo, los resultados del chequeo evitaron una potencial tragedia.


Uno de los dos choferes de la empresa Flecha Bus estaba alcoholizado y fue obligado a bajarse del vehículo. "Habíamos pedido la verificación al Control de Seguridad Vial de la Ciudad", contó Daniela, la mamá de un alumno, en diálogo con el canal TN. "El test se lo hicieron a las 6.58 de la mañana y le dio 0,8 de alcohol por litro de sangre".


Por ser conductor profesional el hombre no debería tener rastros de alcohol en sangre, a diferencia de los conductores comunes, que pueden tener hasta 0,5. Según esta madre, cuando llegaron los agentes de vialidad el chofer le preguntó a su compañero: "¿Tenés un perfume para prestarme?", que sería según los controladores un código para referirse a un enjuague bucal. "Luego de que le hicieron el test, el chofer subió al micro, pero de lo borracho que estaba le pifió al escalón", agregó la madre.



En ese momento, los padres se comunicaron con la empresa por WhatsApp y solicitaron que se enviara otro chofer, quien también debía ser controlado. Por eso, los chicos tuvieron que esperar dos horas más para poder viajar. "Si los padres no hubiésemos presentado el pedido, habría manejado él", manifestó.


Mientras tanto, en las redes se viralizó el reclamo de otro de los padres del curso que, a través de su cuenta de Twitter, dio su versión de los hechos. "Era todo risas en el viaje de egresados de #hijade13 hasta que el control de alcoholemia de un chofer de FlechaBus dio 0,8 a las 6:57am", escribió. También contó en una serie de tuits que habían escuchado el "código" a través del cual el chofer le pedía ayuda a su compañero y que, según el controlador de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), el conductor también tenía su licencia vencida, que fue confiscada.


Además, este usuario indicó que a pesar de que el servicio de controles es bueno, la responsabilidad recae únicamente sobre los padres, que deben solicitar ese servicio.


En los momentos posteriores a que se hicieran los controles, los padres revelaron que se vivió mucha tensión ya que, según sus dichos, el chofer se reía de la situación. "Lo metieron adentro del micro. Evacuamos el lugar, llevamos a todos a un parque frente al colegio para distender a los chicos", dijo la madre que fue entrevistada y acompañaba a los chicos en su viaje. "El conductor se fue riéndose. Es increíble porque este hombre va a volver a manejar".


Al ser consultado por el mismo medio, Jorge Ceballos, gerente de Fiscalización de la CNRT explicó que aún si los padres no solicitaban el control, hay 24 delegaciones en las rutas que controlan. "Pero muchos micros las tratan de esquivar. Este fin de semana se detuvieron 12 micros ilegales". Por otro lado, el funcionario indicó que la solicitud de este tipo de chequeos "aumentó en un 500%" y aconsejó hacerlo. "Recomendamos pedir un control solo, a la CNRT o a la Ciudad".


Además, desde la CNRT explicaron que se triplicaron los controles a viajes estudiantiles en 2017 respecto al mismo período del año anterior, ya que se realizaron 761 fiscalizaciones desde enero de este año hasta ahora, superando las 241 que había realizado en el mismo período del 2016.


Fuente: TN e Infobae

Comentarios