Hoy por hoy
Sábado 20 de Octubre de 2018

Un deporte, una salida

Terminaron los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Para muchos fueron un éxito para el deporte argentino. Con 32 medallas conquistadas y una organización que no tuvo mayores problemas. Los éxitos llegaron incluso en deportes poco convencionales como el beach handbol, donde el entrerriano Francisco Daudinot logró calzarse la Medalla de Bronce junto la Selección Albiceleste.


Las alegrías para los deportistas de la provincia continuaron con los oros logrados por Nazareno Sasia y Brian Arregui. El oriundo de Cerrito confirmó su gran presente en lanzamiento de bala, logrando 21,25 metros en su último intento. En tanto, el nacido en Villaguay logró la presea dorada en boxeo tras el triunfo ante el marroquí Yassine Elouar en la categoría Welter.


En estos dos últimos casos, Diario UNO acompañó a la familia de los deportistas para conocer la intimidad de los seres más cercanos, de los que confiaron en ellos cuando nadie lo hacía. Son los que saben del sacrificio, de los fracasos y de los éxitos. Pero sobre todo del esfuerzo que deben hacer para poder progresar en un deporte amateur, muchas veces sin el apoyo económico necesario.


Soledad y Rosa, la mamá y la abuela de Nazareno, saben que el camino recorrido hasta ahora no fue fácil para el lanzador cerritense. Seguramente se cerraron varias puertas cuando todavía no estaba en la primera plana de los medios nacionales. Algo similar habrá vivido Gladys, la mamá de Brian, quien en su Villaguay natal contó las circunstancias que atravesó el boxeador antes de bañarse en oro. Saben además que esto no termina acá. Que el futuro es enorme para ambos y que los triunfos servirán para conseguir más apoyo, ya sea privado o del gobierno (provincial o nacional).

Antes de la gloria, para Sasia y Arregui era bueno saber que lo hecho en años anteriores era bueno. Y ahí fue clave el reconocimiento recibido por parte de sus entrenadores, de los dirigentes y también de los que pudieran recibir de agentes externos. En ese sentido, ambos atletas tuvieron entre sus manos hace un par de años una plaqueta que premiaba el esfuerzo realizado hasta el momento. Fue cuando recibieron el Premio UNO a la Excelencia Deportiva, la distinción que desde hace 15 años entrega este matutino a deportistas e instituciones de la provincia. El objetivo fue claro desde sus inicios: reconocer a las actuales y viejas glorias del deporte entrerriano, a los clubes y entidades que realizan un trabajo silencioso para mejorar la calidad de vida de los niños. Pero por sobre todo, brindarle un "felicitaciones" a los que todavía no habían llegado.


A los Sasia y Arregui antes de los Juegos de la Juventud. Quizás para algunos no es algo significativo, pero de seguro lo es para los que a veces sienten que el esfuerzo realizado no alcanzó. Ahí está la esencia de este premio. Llegar a los que están dando sus primeros pasos en las disciplinas menos mediáticas y que solamente recibieron hasta ese momento una muestra de apoyo de sus seres más queridos. Además, es un camino para mostrarle a los gobernantes que hay chicos que hacen lo imposible para trascender a través de un deporte. Porque saben que, en los tiempos actuales, es una salida.

Comentarios