Secciones
Pobreza

UCA: La pobreza alcanzó a 32,9% de los argentinos y se profundizó la indigencia

Desde que asumió Macri hay 1,5 millones de nuevos pobres. Desde el Observatorio de la Deuda Social se afirmó que se trata "del nivel más alto de los últimos años"

Jueves 09 de Marzo de 2017

La Universidad Católica Argentina (UCA), difunde las nuevas cifras sobre pobreza y desigualdad que se desprenden del Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de esa casa de estudios.


En una conferencia de prensa que se realiza en el microcine de la UCA, en Alicia Moreau de Justo 1600, Agustín Salvia, director del observatorio, presenta el informe "Pobreza y Desigualdad por Ingresos en la Argentina Urbana 2010-2016", que tiene como objetivo dar continuidad al estudio de la pobreza por ingresos a través de indicadores que permiten evaluar los cambios en el nivel de bienestar económico según distintas características socio-económicas y socio-demográficas de la población.


Según Salvia haber salido de las condiciones macroeconómicas del gobierno kirchnerista y las nuevas medidas económicas que se tomaron en el gobierno de Mauricio Macri, más la falta de una reactivación y el aumento inflacionario por sobre las expectativas populares y oficiales, produjo un agravamiento de la pobreza y sobre todo la pobreza extrema en los sectores más carentes.


En ese sentido indicó que un 32,9% de la población está debajo de la línea de la pobreza y se sumaron 1,5 millones de pobres durante el primer año de la gestión de Mauricio Macri.


13 millones de pobres

Entre 2015 y 2016, la pobreza pasó del 29% al 32,9% de la población y se sumaron un total de 1,5 millones de "nuevos pobres", según indica el reporte anual publicado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina (OSDA) de la Universidad. Esto significa que hoy hay 13 millones de argentinos por debajo de la línea de pobreza.


Un informe preliminar presentado a principios del año pasado ya había proyectado una pobreza del 32,6% en abril del año pasado, con lo cual evidencia que la mayor cantidad de nuevos pobres se creó durante el primer trimestre de 2016 y se mantuvo durante el año.


La indigencia también creció en el país, si se compara el tercer trimestre de 2016 contra el cuarto de 2015, el último elevamiento que realizó el OSDA sobre la serie histórica. En menos de un año hubo un aumento de 600.000 indigentes en el país y la indigencia alcanzó al 6,9% de la población. Esto acumula un total de 2,7 millones de indigentes al tercer trimestre de 2016.


"En la segmentación del mercado de trabajo, se observa un aumento del subempleo. Hay personas que perdieron changas o les pagan menos por esas changas, y con ese dinero no llegan a cubrir la canasta básica de su familia", aseguró Salvia.


Dentro de los aglomerados urbanos que cubre el estudio, esta tendencia específicamente se notó en el conurbano bonaerense, y en grandes zonas metropolitanas como Rosario, Córdoba, Mendoza y Tucumán.


Mientras que la suba de la pobreza se vio ante todo en el primer semestre, la indigencia siguió en alza durante la segunda parte del año. "El proceso de deterioro del mercado de trabajo acumula a mayor población en la indigencia", amplió Salvia.



Los números más profundos


Tanto para la pobreza como para la indigencia, son los mayores niveles registrados desde 2010. Para la UCA, el impacto de la devaluación -a principios de 2016-, el contexto internacional adverso y el "rezago de la inversión privada y pública" son las principales razones del escenario social del país.


Esto generó -siempre según el informe-un escenario "crítico, adverso y aún más recesión en materia de empleo y poder adquisitivos" para amplios sectores de la sociedad.


El relevamiento se hace en 5.800 hogares y en un universo geográfico de 25 aglomerados urbanos con más de 80.000 habitantes, con especial representación del área metropolitana de Buenos Aires.


Con todo, el investigador en la UCA insistió una vez más en que el problema principal de la Argentina es la pobreza estructural. "Si la economía cae, sube la pobreza. Si el salario real cae, sube la pobreza", marcó como una tendencia de los últimos años.


Para salir de ese ciclo, Salvia hizo dos recomendaciones: ampliar las políticas de desarrollo y fomento y aumentar la productividad de micro y medianas empresas.


El compromiso de pobreza cero por parte de Macri, que fue uno de los pilares de su discurso ante el Congreso en 2015, se volvió a repetir este año. "Mi principal preocupación y prioridad es reducir la pobreza. Y como ya lo he dicho muchas veces, espero que nuestro gobierno, mi gobierno, se evalúe por el éxito que tengamos en este objetivo", dijo el presidente Mauricio Macri en la apertura de las lesiones legislativas hace poco más de una semana.


"Está bien que la pobreza cero esté en la agenda, pero la política pública tiene que ir acompañando la voluntad de bajar la pobreza. La reforma tributaria es clave. Se necesitan menos impuestos regresivos", subrayó el investigador del Observatorio de la UCA. Con todo, esta materia pendiente recién entrará en la agenda oficial después de las elecciones legislativas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario