Abuso sexual
Lunes 23 de Julio de 2018

Tiene 12 años y fue madre tras haber sido abusada

El embarazo se descubrió cuando acudió por otras causas al hospital de Tunuyán, cuando cursaba 18 semanas de gestación. El sospechoso de haberla violado sería un joven de 17 años que se habría fugado del país.

Tiene edad como para estar planeando alguna salida con compañeras del colegio para disfrutar de las vacaciones escolares de invierno, pero su realidad es abismalmente distinta. Este sábado una nena de sólo 12 años, oriunda de San Carlos, Mendoza, fue madre en el hospital Antonio Scaravelli, de Tunuyán.

El embarazo se detectó cuando llevaba 4 meses de gestación y pese a que sus padres pusieron la denuncia contra el abusador –que tendría 17 años–, todo indica que éste ya habría salido del país. Es el segundo caso de embarazo adolescente ocurrido en ese departamento y denunciado en sólo dos meses.

Según pudo averiguar UNO, la nena y su madre llegaron al hospital tunuyanino por otros controles y fue allí cuando los médicos comprobaron que estaba embarazada.

Al parecer, ella lo había ocultado y cuando los galenos lo confirmaron ya estaba en la semana 18 de gestación.

Como se trataba de una menor de edad, y por tanto el embarazo había sido producto de un abuso sexual, se le consultó a la madre de la nena si quería interrumpir la gestación, ya que se encuadraba en uno de los casos de aborto no punible establecidos en el artículo 86 del Código Penal y se configuraría en lo que legalmente se denomina interrupción legal del embarazo (ILE), pero ella decidió continuarlo y radicar la denuncia del abuso sexual en la fiscalía local.

"Desde ese momento tomó intervención el Órgano Administrativo Local (OAL) de San Carlos, de donde es la nena, y se los deriva al Programa Provincial de Maltrato Infantil (PPMI), y nuestros profesionales hicieron un abordaje integral de la familia y fundamentalmente corroboraron que el abuso no era intrafamiliar, sino que el presunto autor era menor de edad y por lo que supimos ya había salido del país, presumiblemente a Bolivia, porque tanto ella como él son de origen boliviano", amplió Analía Santi, delegada regional de la DINAF.

En principio, el autor del abuso sería un joven de 17 años que habría trabajado en la finca en la que vive la nena madre.

Con ese seguimiento, la nena habría llevado un embarazo cuidado con todos los controles necesarios que se le brindaron en el mismo Scaravelli, hasta que este sábado a la noche comenzó con trabajo de parto y rompió bolsa estando en su casa.

"Estaba en la semana 37 de gestación, era un embarazo casi a término que se anticipó y por tanto se le realizó una cesárea. Pero tanto ella como el bebé están en buen estado de salud", confirmó el médico Luis López, subdirector del Scaravelli.

El galeno confirmó que por tratarse de una cesárea y para completar controles al bebé ambos permanecerán internados unos días en el hospital regional.

Ayer Diario UNO intentó conocer detalles de la causa penal abierta tras la denuncia de la madre de la nena abusada, pero fue imposible corroborar esos datos en la fiscalía local.

"Más allá de los cuidados alternativos, desde la DINAF trabajamos desde la Dirección de Promoción y Prevención, con los cuales se trabaja con las familias en los Centros de Educación Infantil y Familiar para darles herramientas a los padres para abordar y prevenir este tipo de temáticas. De hecho hay 10 centros de estos en el Valle de Uco", amplió Santi.

El caso de otra niña de 11 años cuyo embarazo conmovió a la provincia
El caso que se conoció a mediados de mayo pasado salió a la luz luego de que una docente difundiera un pedido de ayuda para un grupo de cinco hermanos, una de las cuales tenía 11 años y estaba embarazada.
El abuso –al igual que el que trascendió ayer– se produjo en San Carlos y luego de que tomara intervención la Justicia tanto la madre de la nena como su novio quedaron detenidos, presumiblemente porque él sería el autor del abuso y ella su cómplice.
Tras la detención el grupo de hermanos fueron trasladados a Junín para quedar al cuidado de sus abuelos. En el caso intervino hasta el intendente Mario Abed, para ayudarlos.