Pais
Jueves 20 de Septiembre de 2018

Sobreseyeron al malabarista que estaba acusado de incendiar a su novia

La Justicia determinó que se trató de un hecho accidental y no de un ataque. El joven de 27 años se encontraba libre.

Luego de dos meses de investigación, la Justicia terminó sobreseyendo al malabarista de 27 años que estaba acusado de intentar asesinar a su pareja prendiéndola fuego en un domicilio ubicado en Guaymallén, Mendoza.


Este miércoles se realizó la audiencia donde el fiscal de Homicidios Carlos Torres solicitó el sobreseimiento de Enzo González Sosa. Al no haber oposiciones, la juez Sofía Rivera accedió al pedido y de esta manera el joven quedó sin cuentas pendientes con la Justicia.


Este desenlace era previsible desde los primeros días de agosto, cuando el investigador judicial le había dado un recupero de la libertad a González. Esto ocurrió un día después que la defensa del acusado solicitara que el expediente sea revisado porque las declaraciones de los distintos testigos, incluyendo a la propia víctima, apuntaban a que se trató de un accidente.


El hecho ocurrió en la madrugada del 23 de julio en una casa ubicada en el barrio Dos Costas. Allí se encontraban González junto a su novia, de 37 años, y otro morador. Un incendio se desató en la habitación donde dormía la pareja y la mujer sufrió quemaduras en el rostro, cuello y vías aéreas.


La investigación inicial apuntó contra el joven ya que según relató el otro testigo se retiró del lugar para ir a buscar ayuda pero nunca regresó. Además, tenía en su poder líquidos inflamables con los cuales hacía malabares con fuego. Se entregó al otro día en la Comisaría 27 de Godoy Cruz y fue imputado por tentativa de femicidio.


Sin embargo, el expediente cambió radicalmente cuando la propia víctima se recuperó de sus lesiones y declaró que se trató de un accidente porque estaban inhalando nafta cerca de un horno, lo que desató el fuego.