Reforma Laboral
Miércoles 29 de Noviembre de 2017

Sindicatos ratificaron su rechazo al plan de reformas de Macri

En un acto masivo en el Congreso, las agrupaciones gremiales denunciaron que se busca "quitar derechos a los trabajadores"

Agrupaciones sindicales y sociales protagonizaron ayer una multitudinaria manifestación frente al Congreso de la Nación en rechazo al plan de reformas que pretende implementar el gobierno de Mauricio Macri. La Corriente Federal de Trabajadores, la CTA Autónoma, la CTA de los Trabajadores, Camioneros, la Asociación Bancaria y la Ctera, fueron las agrupaciones gremiales que convocaron a repudiar la reforma laboral, previsional y tributaria propuestas por el Gobierno de Cambiemos.

Hugo Yasky, Pablo Micheli, Pablo Moyano y Sergio Palazzo fueron los oradores de una jornada que, según los organizadores, contó con la presencia de más de 300.000 trabajadores. Apenas pasadas las 15, el acto comenzó con la palabra del secretario general de la CTA de los trabajadores, Yasky, quien denunció que el Gobierno "quiere un país sin sindicatos". "No va a haber sindicatos que desaparezcan, lo que va a haber es organización sindical. Vamos a construir unidad junto a los movimiento sociales y defensa al estado de derecho. Vamos por más unidad", enfatizó.
El titular de la organización sindical valoró la unidad lograda para esta movilización, una actitud valorada por el resto de los sindicalistas que hablaron durante el acto en la plaza del Congreso. En ese línea se desarrolló el discurso de Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, según publicó Página 12.
"No hay destino para los trabajadores si no hay unidad", agregó. "Estamos en un nuevo momento sindical. Estamos casi todos. Nadie se salva solo. O estamos juntos o nos destrozan el país, el futuro de nuestros hijos. Estos tipos van por todo. No quieren disenso, opiniones distintas. Quieren imponer a sangre y fuego su criterio", advirtió Micheli.

Comparó a Macri con los 90
Por su parte, el líder del sindicato de los Camioneros, Pablo Moyano, comparó las propuestas del gobierno de Cambiemos con las impulsadas por Carlos Menem y Domingo Cavallo en los 90 y por De la Rúa en 2000, cuando se aprobaron diversas reformas laborales. "No es casualidad –señaló Moyano– que muchos de los que estamos acá, nos opusimos a todas las reformas laborales".
Sobre el proyecto impulsado por el macrismo, Moyano aseguró: "Hicieron la reforma laboral para sacarnos derechos adquiridos" y adelantó: "Le vamos a dar pelea al Gobierno cada vez que intente llevarse por delante a los trabajadores".

Frente de resistencia
El líder de La Bancaria ensayó un discurso de reivindicación del movimiento obrero, al que llamó a: "Construir un frente de resistencia a la política de ajuste de este Gobierno. Si pensaban que nos íbamos a quedar callados, se confundieron. Acá hay 300.000 trabajadores".
"Hemos venido a decirles con claridad que rechazamos, repudiamos y le decimos no a la reforma laboral, tributaria y mucho más a la reforma previsional. Hemos venido a decirle que no al quite del derecho de trabajadores", anunció. Palazzo calificó de "insensible, inhumana" la "actitud de bajar el poder adquisitivo de los jubilados. Le sacan el plato de comida a los compañeros que no llegan a fin de mes".
Sobre el proyecto de reforma laboral, denunció que se impulsa una "baja en las indemnizaciones para que nos despidan barato". "Buscan la precarización y un intento de sometimiento de los trabajadores y las organizaciones sindicales". Además, advirtió: "Nos quieren hacer creer que desfinanciando la seguridad social y el Estado se resuelve el problema del empleo, no hay lugar en el mundo que haya pasado esto".
"Basta de ajuste, basta de miseria y basta de atacar a los trabajadores para favorecer a los ricos de este país. Este es un programa de ajuste sin fin", concluyó. En tanto, Palazzo –en el mismo tono que Yasky– vaticinó: "Hoy empieza la lucha para voltear las reformas del Gobierno".

Escrache a legisladores
El arco gremial prometió dar pelea en la calle y advirtieron que escracharán a los legisladores que voten las reformas. "El que levante la mano en contra de los jubilados va a salir publicado con foto y fecha de nacimiento", dijo el titular de la Central de Trabajadores de la Argentina. La jornada de protesta incluyó, además, el paro nacional por 24 horas de los docentes de Ctera, que fue acatado por Suteba y la Conadu.
Según fuentes oficiales, el porcentaje de adhesión al paro docente fue del 25%, un poco menor en la Ciudad de Buenos Aires, en tanto que en la provincia de Buenos Aires fue del 23%, en Córdoba de un 15% y un 2% en Mendoza.

Macri criticó a los docentes en su visita a Corrientes
El presidente, Mauricio Macri, aludió al paro docente en su visita a Corrientes: "Siento que representan cada vez menos a los docentes", dijo en una escuela pública. En uno de los pasajes más destacados de su alocución, el primer mandatario fue crítico con el gremialismo docente. "Cada vez que hablo con los profesores y maestros los noto más alejados de los sindicalistas", aseveró.
"Estamos atravesando un cambio que es respetado y aplaudido en todo el mundo, tenemos que aprovecharlo. Por eso nos vienen de todos lados a ayudar en esta tragedia que vivimos con el Submarino ARA San Juan", indicó El Litoral.
"Tenemos muchísimo por mejorar y esa mejora la queremos hacer en conjunto, gobierno, gremios, docentes, padres, poniéndonos de acuerdo en cuáles son los valores que queremos transmitirle a nuestros chicos", enfatizó el jefe de Estado.
"Es la novena vez que vengo a Corrientes, son pocas veces comparado con lo que me gusta venir; después vuelvo a la Capital Federal lleno de energía gracias a lo que ustedes me transmiten", completó Macri en el acto oficial en la Escuela Regional.

Cristina juró como senadora y fue la más ovacionada
Sin compañía, frente al gran ejemplar de la Biblia y con un sencillo "Sí, juro", la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner retornó al Senado después de 10 años. Aunque asumirá su banca, al igual que el resto de los senadores electos, el próximo 10 de diciembre. Su juramento fue muy distinto a aquel "Que Dios, la Patria y él me lo demanden", cuando lo hizo al ser reelecta presidenta en 2011. La exjefa de Estado, la mujer más ovacionada durante la ceremonia de ayer, lució para la ocasión un atuendo combinado: vestido blanco con estampado de hojas negras, saco negro largo y zapatos stiletto blancos con moño negro.
Cuando ya habían pasado 19 minutos del horario fijado para la sesión preparatoria, a Cristina se la vio asomar por el Salón Eva Perón, contiguo al recinto que estuvo completamente blindado. Mientras tanto, adentro, la vicepresidenta, Gabriela Michetti, dialogaba –algo molesta– con el secretario administrativo, Helio Rebot, por el tiempo que ya había pasado. Dos minutos después, la expresidenta hizo su ingreso, igualmente había llegado a horario al edificio. Aplausos y gritos bajaron desde los palcos. La líder de Unidad Ciudadana saludó sonriente a los gobernadores de La Rioja, San Luis y San Juan. Allí intercambió algunas bromas con Adolfo Rodríguez Saá.

Comentarios