Elecciones 2019
Lunes 13 de Mayo de 2019

Schiaretti apura el ordenamiento del peronismo federal

El cordobés insistió con que sus votantes podrían apoyar a cualquier candidato presidencial. Los kirchneristas esperan que le reste votos a Macri

El gobernador cordobés Juan Schiaretti, que el domingo logró su reelección de manera aplastante en Córdoba (con una ventaja de 36 puntos porcentuales sobre el candidato de Cambiemos, Mario Negri) insistió ayer en marcar distancia de especulaciones sobre el rol nacional que tendrá. "El cordobés que votó ayer para nosotros puede votar a un candidato a presidente de otro partido", insistió ayer en un breve diálogo con Cadena 3, que fue uno de los pocos medios que logró sacarle una declaración, durante la inauguración de un tramo de la colectora de la avenida de la Circunvalación.
El domingo por la noche Schiaretti se comunicó con el Presidente Mauricio Macri, además de intercambiar mensajes de WhatsApp con el ministro del Interior Rogelio Frigerio.
Sin embargo, su mayor actividad política estuvo en relación con los gobernadores del PJ no kirchnerista, con quienes mantuvo conversaciones. Se señaló que habló con Gustavo Bordet, Hugo Passalacqua y Juan Manzur; y también con los presidenciables del espacio: Roberto Lavagna, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto.
En esas charlas se insistió en convocar lo más pronto posible a una reunión en la que se defina la forma de encarar la selección de las candidatos presidenciales.
"Estamos convencidos de que no habrá república en Argentina sin el peronismo y estamos convencidos de que no habrá futuro en el peronismo si no es republicano. Los cordobeses queremos la moderación, no queremos la grieta que tanto daño hace a la Argentina", había indicado el mandatario cordobés.
En el peronismo no kirchnerista algunos entienden que tras el triunfo del domingo, recayó sobre Schiaretti la principal responsabilidad de ordenar el espacio.

El peronismo del medio
Mientras algunos sectores del kirchnerismo esperan que Cristina busque un acercamiento a Schiaretti; otros entienden que conviene dejar que crezca un tercer espacio, entendiendo que si la proyección del cordobés fortalece la propuesta del peronismo de los gobernadores, achicaría la masa de votantes del macrismo.
"Si el espacio de Schiaretti y Lavagna rompe el techo de los 15 puntos, eso termina beneficiando a Cristina porque lo que suman es casi todo voto de Macri", analizan en el Instituto Patria, donde incluso deslizan que –en un escenario así– la expresidenta podría ganar en primera vuelta en caso de superar los 40 puntos y que Macri quede 10 puntos abajo, publicó ayer La Política Online.
En el kirchnerismo aclaran que siguen pensando que hay que armar "un frente lo más amplio posible", pero admiten: "Sabemos que hay gente que no quiere saber nada con nosotros, como Urtubey o Lavagna. Entonces algunos creemos que sería mejor que ese espacio pueda crecer también, porque hoy en día no miden, pero la figura de Schiaretti les puede aportar".
Por su parte, el aspirante presidencial Roberto Lavagna celebró ayer que el gobernador cordobés haya llamado a "evitar la grieta" entre Cambiemos y el kirchnerismo, en el discurso que ofreció tras la victoria electoral del domingo.
"Fue un triunfo fenomenal, muy contundente, y un discurso del gobernador excepcionalmente bueno, porque ratificó con una calidad impecable la idea de evitar la grieta", destacó el exministro de Economía al llegar a un encuentro con dirigentes radicales, socialistas y otros referentes de Alternativa Federal.

Comentarios