Construcción
Lunes 05 de Marzo de 2018

Rescinden el contrato con la firma encargada de la central termoeléctrica de Río Turbio

Así lo anunció el gobierno nacional, que hizo caer el contrato con el grupo español Isolux Corsan. Las obras, las cuales se estiman completadas en un 85 por ciento, demandan aún una inversión de 250 millones de dólares.

El Gobierno nacional rescindió este lunes por la noche el contrato con el grupo español Isolux Corsan S.A. para la construcción de la central termoeléctrica carbonífera de la localidad santacruceña de Río Turbio, y reiteró la voluntad de concluir la obra en la medida que se logre un consenso para la reestructuración de la operatoria de la mina de carbón lindera.

La medida de rescisión contractual se dispuso mediante su publicación en el Boletín Oficial tras constatarse que al vencimiento del plazo previsto, ocurrido el 1° de febrero de 2017, en el que la obra se encuentra inconclusa y luego que los trabajos fueran interrumpidos en marzo de ese año.

En base a las previsiones existentes, en la actualidad se requiere de no menos de 24 meses para su terminación. Tras el anuncio, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en un encuentro con los gremios del Yacimiento Carbonífero Río Turbio, reiteró la "voluntad del Estado Nacional de concluir la obra en la medida de que se logre un consenso" para la reestructuración de las operaciones de la mina que deberá abastecer a la usina eléctrica, lo que implica la revisión de la dotación de personal y nuevas condiciones de los convenios colectivos.

La decisión del Gobierno se produce luego de esperar durante todo 2017 que la empresa española lograra un acuerdo con un nuevo inversor privado que se hiciera cargo de la terminación de las obras, las cuales se estiman completadas en un 85 por ciento y que demandan aún una inversión de 250 millones de dólares.

Comentarios