Secciones
Tucumán

Quince muertos y 44 heridos por el vuelco de un ómnibus que trasladaba a jubilados

Al menos 15 personas murieron en el accidente ocurrido en Tucumán de un micro que transportaba jubilados y sus familiares desde Mendoza a Termas de Río Hondo.

Lunes 01 de Julio de 2019

Mendoza vuelve a sumirse en el dolor y la impotencia por una nueva tragedia vial, a más de 1.000 kilómetros de distancia. Los sobrevivientes y familiares de las víctimas del accidente en Tucumán, que dejó al menos 15 muertos y más de 40 heridos, en su mayoría jubilados de la provincia cuyana que viajaban a las Termas de Río Hondo, no logran salir del shock y la conmoción por lo ocurrido en la ruta, tras el brutal vuelco del micro. Asimismo, el caso volvió a encender las alarmas, sobre todo por el estado de las rutas, la capacitación de los choferes y la falta de información. La niebla habría sido un factor determinante del mortal accidente.

Horas de angustia y desesperación se vivieron durante la tarde de este lunes en la puerta de la agencia de viajes Merval, ubicada en la calle Las Heras, la encargada de armar el trayecto a los mendocinos, en su mayoría del Centro de Jubilados y Pensionados Gimnasia Feliz, de la capital provincial. También, viajaron cuatros abuelas que pertenecen al Centro de Jubilados 9 de abril, de Godoy Cruz. Entre gritos, llantos y sollozos, los familiares se mostraban confundidos e indignados por la poca información que brindaban desde la firma, que por su parte, pidió "paciencia" porque se trató de un "accidente grande, donde se está asistiendo a pasajeros y llevándolos a los hospitales".

Mientras, se viven horas de nerviosismo y tensión en la terminal porque se espera que un familiar y un acompañante de los accidentados viajen a Tucumán, acompañados por autoridades del Ministerio de Salud de Mendoza, en un colectivo dispuesto por la firma. Aun no hay confirmación cierta del horario de partida.

"Muchos nos enteramos que nuestros padres están bien por notas en los medios. Pero, desde las empresas y el Gobierno no nos han dado un listado de quiénes están vivos y quiénes no, ni dónde están", explicó una mendocina, que esperaba en la Terminal de ómnibus, subirse al colectivo para ir al reencuentro con su papá.

Desesperación

"No me dan información y nadie se hace responsable. Hay mucha preocupación, las personas varadas allá y nosotros acá desesperados", contó Natalia, hija de Silvia Tapia, quien viajó con una amiga del centro de jubilados. "Entendemos que había neblina, pero que también el chofer pudo haber hecho una mala maniobra", indicó otro familiar. En tanto, Roberto, hijo de otro pasajero, se mostró consternado porque no sabe qué paso con su mamá. "Algunos ya han encontrado a su madre porque están internadas, pero la mía no. Nos dicen que hay que esperar", expresó el hombre, entre lágrimas.

En medio de la ansiedad y el estupor, hay quienes lograron contactarse con sus familiares, pero la mayoría de los accidentados, que se encuentran en alguno de los hospitales de la provincia, dejaron sus pertenencias, entre ellas, los celulares, adentro del micro de la tragedia. De ahí que las comunicaciones e identificaciones también se complicaran.

A salvo

Raúl Méndez López, de 73 años, vivirá para contar su historia del trágico accidente. Fueron sus familiares quienes lo vieron sano y salvo, a través de las imágenes que publicaban los medios, sentado al costado del asfalto, conmovido y ensangrentado, pero fuera de peligro. "Viajó con amigos jubilados. Siempre se juntan y hacen viajes grupales. Esperamos que esté bien porque no hemos podido comunicarnos", expresó Gustavo López, uno de sus allegados, quien buscaba explicaciones en la puerta de la agencia de turismo mendocina, pero con el alivio y la esperanza de saber que vieron a Raúl con vida.

En tanto, quienes también se salvaron de morir, y quedaron a la vera de la ruta, mientras eran asistidos por personal médico y policial, contaron a la prensa tucumana lo que vivieron abordo del colectivo. "Veníamos hablando y sentimos un derrape. En ese momento, fue todo una confusión. Creo que mis amigos están bien, en el hospital, después de sufrir algunos golpes", contó un mendocino que al salir ileso del siniestro se dedicó a ayudar a quienes habían quedado atrapados en la unidad. Por su parte, una jubilada, Claudia Lucero, relató cómo fue el accidente, al tiempo que buscaba desesperadamente a su marido, que estaba sentado en el sector del micro que impactó en el suelo. Ella en ese momento había subido al segundo piso del ómnibus para conversar con una amiga. "El chofer del colectivo tomó una curva y ahí fue donde perdió el dominio del vehículo", recordó la mujer, y expresó conmocionada: "Mi esposo está atrapado y todavía no lo pueden sacar".

El siniestro fatal del micro en Tucumán, en el que viajaba un contingente de jubilados mendocinos, se produjo al norte de la Madrid por la ruta provincial 308, en las proximidades de la ruta nacional 157. Fuentes oficiales indicaron a LA NACION que la ruta provincial no se encuentra en óptimas condiciones de seguridad y señalización, y que la dirección de Vialidad de Tucumán debe intervenir para mejorar el servicio en ese corredor.

Violeta Arancibia, representante legal de la empresa de viajes Merval, indicó que se contrató el servicio de colectivos de la empresa sanjuanino "Destino Cero", pero que se debe aguardar el trabajo de abogados y la compañía de seguro para dar mayores respuestas a los familiares. "Todavía no hay datos, es un accidente grande y todavía están asistiendo y llevando a los hospitales. Si bien hay familiares que ya se han comunicado con sus padres a través de los médicos, todavía hay muchos que no se han comunicado. Les pedimos paciencia", indicó Arancibia. El colectivo partió pasadas las 19.30 de este domingo desde la empresa Merval, en el pleno microcentro mendocino. Desde la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, delegación Mendoza, indicaron que la unidad se encontraba "habilitada" y "en regla". (La Nación)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario