Se informó que el acusado es un hombre de 33 años, oriundo de Puerto Yeruá. De esa manera, desde la fiscalía se ordenó demorarlo y realizar la extracción de sangre, para la prueba de alcoholemia. Posteriormente fue alojado en la alcaidía, quedando a disposición de la Justicia.

Además, personal policial procedió al formal secuestro del auto en cuestión, marca Ford, modelo Ka.