Banco Central
Martes 07 de Mayo de 2019

Qué dice la carta que el Gobierno le envió a la oposición para buscar un acuerdo

Propuso un decálogo de políticas de Estado a largo plazo y ya consiguió el visto bueno de una parte del peronismo alternativo. Desde el entorno de Cristina dijeron que no dialogarán "a libro cerrado".

El Gobierno les envió a diferentes dirigentes de la oposición una carta con diez puntos básicos sobre políticas de Estado a largo plazo, para poder generar un consenso político y enviar una señal de estabilidad a los mercados internacionales. En las últimas horas, buena parte de Alternativa Federal y el líder de Evolución, Martín Lousteau, ya dieron el visto bueno a este decálogo; Sergio Massa se mostró abierto al diálogo pero puso condiciones; y Daniel Scioli confirmó que habló por teléfono con Mauricio Macri y le propuso sumar otras iniciativas.

En la misiva, el oficialismo destacó que esta lista de propuestas son "imprescindibles para despejar algunas dudas que existen sobre nuestro país" y aclararon que no se trata de una propuesta electoral, sino de una "invitación" para centrar el debate en estos puntos.

En el decálogo se detalló la importancia de lograr y mantener el equilibrio fiscal; sostener un Banco Central independiente en el manejo de los instrumentos de política monetaria y cambiaria; promover una integración de la Argentina con el mundo; respetarla ley; crear empleo formal; reducir la carga impositiva nacional, provincial y municipal; consolidar un sistema previsional sostenible y equitativo; conformar un sistema federal transparente; resguardar un sistema de estadísticas confiable; y cumplir con las obligaciones de los acreedores.

Embed


Con la mira en el acuerdo, el Gobierno ya mantuvo conversaciones con diferentes sectores de la oposición que dieron su visto bueno a la propuesta. El Presidente habló la semana pasada con el exministro de Economía, Roberto Lavagna; con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; y con el jefe de bloque de senadores del PJ, Miguel Ángel Pichetto.

En el caso del otro referente de Alternativa Federal, Sergio Massa se mostró predispuesto a dialogar, pero fue muy crítico con el plan de acción del oficialismo. En un comunicado, destacó que este decálogo es "marketing electoral" y cruzó a Macri por una de sus muletillas, al cuestionar que repite "no hay otro camino, es por acá". "Nosotros sabemos que hay otra manera de hacer las cosas, que hay otras soluciones", consideró.

En esta búsqueda de consensos, el kirchnerismo aseveró que la convocatoria de Cambiemos responde a las necesidades electorales. Desde el entorno de la expresidenta Cristina Kirchner, que reaparecerá esta semana con la presentación de Sinceramente en la Feria del Libro, adelantaron que en caso de recibir un llamado de la Casa Rosada, la senadora no aceptará dialogar a "libro cerrado", según consignó Clarín.

Mientras el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó lidera las gestiones en el Congreso para convocar al resto de los sectores, el Gobierno ya salió a buscar el visto bueno de la Iglesia, los empresarios y los gremios. "Todos tienen la capacidad de mirar puntos de coincidencia y hacer sus aportes", dijo el canciller Jorge Faurie tras la reunión de Gabinete.

Comentarios