Cultura Machista
Domingo 13 de Enero de 2019

Por más mujeres en los festivales

Aun cuando son ovacionadas en los escenarios, en numerosos eventos no las tienen en cuenta. En carteleras de fiestas populares ellas no brillan por su música sino por su ausencia. Para revertirlo, impulsan a nivel nacional una ley de cupo

Además de sus atractivos naturales, Entre Ríos se destaca por sus fiestas y festivales populares, en cuyos escenarios se muestra la riqueza cultural de la música regional frente a un numeroso público que visita la provincia.
No obstante, la mayoría de los artistas que participan habitualmente son hombres. Las figuras femeninas brillan por su ausencia y esto también pasa a nivel país. En este contexto, en octubre del año pasado el colectivo X Más Músicas En Vivo presentó un proyecto de ley en el Senado de la Nación, con el objetivo de que se garantice "un cupo de al menos un 30% de participación de mujeres en los eventos de música en vivo que cuenten como mínimo con la presentación de tres artistas o grupos en una o más jornadas, ciclos o programación anual".
En Entre Ríos sobran ejemplos de fiestas donde ellas por lo general no son tenidas en cuenta. En Paraná pasó en la Fiesta de los Reyes Magos y se da usualmente en la Fiesta Nacional del Mate; también en la Fiesta Provincial del Ternero en Feliciano; en la Fiesta Provincial el Cordero, en San Jaime de la Frontera; en la del Pan Casero en Sauce de Luna; en el Festival Nacional del Chamamé, en Federal, y en tantas otras.
"El de Federal siempre fue un festival machista, desde hace años, aunque ahora hemos tenido un poco más de voz, a través de las redes sociales, para poder decirlo. Este año tiene una cartelera donde hay 40 artistas y hay siete mujeres nada más, una sola que es entrerriana pero vive en La Plata, y en algunos casos son dúos, o sea que son menos números musicales de mujeres", señaló a UNO Miriam Gutiérrez, docente y talentosa acordeonista entrerriana.
A su vez, aseguró: "Pasa en la mayoría de los festivales que las mujeres todavía no tenemos lugar, y no es porque una no mande la propuesta, sino que no les interesa a los organizadores, no nos llaman y a veces ni siquiera nos contestan. Trabajamos todo el año, no es que aparecemos en la época de los festivales, y no lo digo por mí sino por Silvia Teijeira, que es pianista de Federal y que nunca la han contratado, también por Marcia Müller; somos un montón que andamos todo el año, y vemos que hay grupos que se arman previo a los festivales y los contratan", refirió.
La virtuosa acordeonista Marcia Müller, coincidió en que en las carteleras de los festivales de la provincia figuran pocas mujeres: "Lamentablemente es una realidad. Me muevo en el ámbito folclórico y en la mayoría de los festivales pasa. Me toca de cerca lo de Federal porque soy chamamecera y es nuestra referencia máxima en la provincia: de 40 números hay solamente cuatro de mujeres convocadas y solamente una es entrerriana. Estamos hablando del 10%. Cuando mandamos la propuesta a veces no la reciben o no nos contestan. Para nosotras es mucho más difícil que para los varones", opinó.
Müller mencionó que muchas veces se trata de argumentar que las mujeres músicas son minoría y observó: "Creo que en realidad no está visualizada la mujer dentro de la música. El año pasado estuve en el ciclo Compositoras, que se realizó en la Casa de Cultura, y hacer visible la tarea compositiva de la mujer es más arduo todavía que el trabajo de la mujer que interpreta".
Respecto al proyecto de ley que se presentó a nivel nacional, contó que lo viene charlando con sus pares de otras provincias, con distintos colectivos de Corrientes, Santiago del Estero y otros puntos de la Argentina, y reflexionó: "Pienso que quizás sea necesaria un ley con un porcentaje, pero después que eso pase y que tomemos conciencia de visualizar a las mujeres como tales, no tendría que ser lo lógico imponer un número dentro de una cartelera. Como mujer, quiero que me llamen por mi profesionalismo y mi música. Lo que pasa es que está tan instaurada esta cosa del machismo que ha sufrido la humanidad, que de alguna manera hay que empezar a equilibrar la balanza con algún método y creo que esta ley puede llegar a ser un puntapié inicial, pero no el definitivo".
Su papá, Alcides Müller, reconocido acordeonista, autor y compositor que fue premiado en numerosas ocasiones a nivel nacional por su trabajo, concordó: "Como varón, a esto del falso machismo no lo entiendo, y no es porque tenga una hija música, porque hay tantas mujeres hoy con mucho talento y las hubo antes". Acto seguido, aseveró que en los géneros del Litoral "se nota más la ausencia de la mujer instrumentista" y rememoró: "Siempre fueron más discriminadas: mi madre trocaba la verdulera pero lo tenía que hacer a escondidas, incluso de sus padres".
Diego Morlio, músico, docente y presidente de la Asociación Civil Voluntad Paraná –una organización no gubernamental que trabaja en pos de la cultura litoraleña y los artistas entrerrianos y que impulsa que haya una ley para que se contraten más músicos de la región en los eventos provinciales–, hizo alusión al tema y manifestó: "Vemos una muy baja participación femenina en lo local, siendo que en nuestra provincia hay una cantidad de mujeres generadoras de recursos culturales de calidad. Hemos hecho una denuncia pública porque a nosotros nos compete como asociación civil y nos preocupa muchísimo esta situación".
"Aplaudo la intención y estoy de acuerdo en que pueda haber una ley nacional que establezca un cupo mínimo de participación de la mujeres, porque creo que hay muchas mujeres que producen folklore de muy buena calidad y música de otros géneros que merecen estar sobre los escenarios", dijo, y evaluó: "En general son un poco reticentes los organizadores a convocar mujeres y es una cuestión cultural. Quizás esto cambiará de a poco, y más allá de una ley, debe ser decisión de los organizadores dejar el machismo de lado".
La cantante y guitarrista Noelia Telagorri, quien formó parte del grupo de artistas entrerrianos que estuvo en Cosquín integrando la delegación provincial el año pasado y hace días participó con su conjunto Mujeres del Litoral en Diamante, afirmó: "Viene muy brava la cosa, es muy difícil que haya más de dos actuaciones de mujeres en una noche de cartelera. Que haya una por noche ya es un logro".
Al igual que sus pares, mencionó el caso de Federal como ejemplo, y aclaró que no es el único. En este marco, recordó que hace unos cinco años armó un proyecto para promover que haya una ordenanza a nivel local para que se garantice la participación femenina en festivales, pero no prosperó. En este marco, analizó: "No es lo mejor un cupo, pero el cambio cultural va a llevar muchos años. Entonces, ante la necesidad, si una herramienta legal puede modificar lo que hoy no está cambiando culturalmente, por supuesto que es bienvenida".

Pasa en varios rubros
La discriminación no se da solo en el ámbito del folclore, sino también en otros géneros. En el ambiente de la cumbia son pocas y Gerardo Farías, líder del grupo Gerardo y la Sonora, se manifestó a favor de una ley con un cupo mínimo para que estén presentes más mujeres. A su vez, examinó: "Se nota que no hay mucha convocatoria de parte de organizadores, pero lo que pasa a nivel local en la parte tropical es que no hay muchas en el rubro, hay más en Santa Fe y han pegado muchísimo, como Dalila".
"En las fiestas de Paraná hay poca participación femenina y de grupos locales, a quienes les ofrecen un cachet muy bajo", advirtió por su parte Ángela Herrera, cantante de tango, quien señaló que si bien en la provincia a este género no le dan mucha participación en los festivales, en lo personal generalmente ha sido convocada: "Me llaman en las milongas y otros espectáculos, pero lo que veo con las compañeras del rubro en Buenos Aires y otras ciudades es que ellas siempre han tenido que generar sus propios espacios, ha costado un poco pero paulatinamente se van viendo los cambios", dijo.
La cantante y acordeonista Analía Bosque, quien ha incursionado en diversos géneros, consideró que si bien las mujeres han ido ganando espacios en los escenarios, en los festivales cuesta más: "Integro el trío Rumor Litoral y estaba en nuestros planes poder ir a Federal, pero las puertas son muy difíciles de abrir ahí", contó.
Martín Apaldetti, músico y uno de los organizadores de La Tocata, un espacio que desde hace más de 20 años se brinda a músicos de entre 13 y 18 años de rock, clásico, tropical, folclore y otros géneros para mostrar lo que hacen, concluyó: "Participan cada vez más mujeres en la música y lo que no se entiende es el planteo es que el proyecto de ley establezca un mínimo de 30% de mujeres. Si queremos hablar de igualdad, tanto en la música como en la política y otros ámbitos, hay que pensar en un mínimo del 50%, y si son más, mejor".

Comentarios