Cambiemos
Viernes 12 de Octubre de 2018

Por Carrió el país se entera de las severas peleas internas en el Gobierno

Pidió la renuncia del ministro antes de que llegara el Presidente a un acto. Macri ignoró el tema y a la tarde ella dijo que había sido una broma

Carrió volvió a presionar al presidente Mauricio Macri. Minutos antes de acompañarlo durante un acto en el Centro Cultural Kirchner, dijo que sólo volverá a amigarse con él "cuando lo saque a (el ministro de Justicia, Germán) Garavano" de sus funciones. La Coalición Cívica de Carrió ya había roto la tregua en Cambiemos al confirmar que están trabajando en el pedido de juicio político al ministro de Justicia.
"Voy a amigarme con el Presidente cuando me saque a Garavano", fue la breve declaración con que la líder de la Coalición Cívica pidió el apartamiento del titular de la cartera judicial, a menos de dos semanas de una interna en Cambiemos que se había considerado cerrada. Horas más tarde intentó bajar la espuma de la polémica y dijo que el pedido de renuncia había sido una broma.


A pesar de que los embates de Carrió contra Garavano datan de varios meses, el pico más alto tuvo lugar la semana antepasada cuando el ministro se consideró que "nunca puede ser bueno que un expresidente esté detenido".

Embed

La diputada interpretó que ese mensaje aludía a Cristina Kirchner y anunció que pediría un juicio político contra el funcionario.
Luego de ventilada la disputa, la reacción de Macri fue respaldar a su ministro. Y la respuesta inmediata de Carrió fue seca: "Perdí la confianza en el Presidente", lanzó.

Ayer, tras las palabras de la diputada, el mandatario intentó mostrarse conciliador. "Sentimos que este no es solo un sentimiento del gobierno, sino de Cambiemos, por eso la doctora Carrió ha viajado por todo el país", afirmó Macri, al encabezar la presentación del programa Argentina Exporta.
Embed

"Estoy bien con Macri, salvo obviamente la diferencia en materia de impunidad que creo que se va a ir resolviendo", redobló la apuesta Carrió en declaraciones radiales tras el acto. "Yo no le pedía al Presidente que le pida la renuncia, yo le pido la destitución por juicio político", intentó aclarar.
La diputada remarcó que "es la facultad que tiene un parlamentario".
Embed

Consultada respecto de las críticas puntuales que tenía respecto de Garavano, la chaqueña se quejó de que "hubo muchas cosas raras". "Yo con eso no tranzo. Ahí tiene que haber línea recta y no doble juego. Es todo una línea la que cuestiono. Pero no voy hablar más. Se va a ver en el juicio político que presentamos mañana. En lo que estamos unidos, estamos unidos; en lo que tenemos de diferente, no significa que no tengamos unidad", concluyó.

Días atrás, cuando todo indicaba que el nuevo frente de tormenta abierto entre Carrió y Macri estaba escampando, el cielo comenzó a encapotarse nuevamente luego de que referentes de la Coalición Cívica aseguraran que harán efectiva la amenaza que la diputada dedicó al ministro de Justicia, Germán Garavano: anunciaron que esta semana presentarán un pedido de juicio político en su contra.

Juan Manuel López es uno de los diputados referentes del espacio que Carrió creó y quien confirmó que aún se encuentran "trabajando en el pedido de un juicio político contra Garavano" y ratificó que "en los próximos días se va a presentar".

"Es una decisión", había dicho López, consultado por la iniciativa que había anunciado Carrió de demandar al Congreso que someta a juicio político al titular de la cartera de Justicia tras sus dichos en relación con el abuso de las prisiones preventivas y a la posibilidad de que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner sea detenida. "No se trata de algo negociable".

Embed

La frase que reavivó los viejos rencores

En relación con el posible desafuero de la expresidenta, procesada en varias causas promovidas por el oficialismo, Garavano consideró, que "no puede ser nunca bueno para un país que un expresidente esté detenido o se pida su detención".
Carrió le respondió a través de su cuenta de Twitter y puso en carne viva la interna que mantiene con algunos sectores de la estructura de poder que sostiene a Macri en la Presidencia, que no es nueva y que de tanto en tanto reaviva. Así, en un par de mensajes a las redes sociales, la diputada calificó los dichos del ministro como "una vergüenza para la República".

Embed

Comentarios