Secciones
Pais

"No me puedo ir del país por un enfermo": los chats de la policía asesinada por su expareja

Gisel Romina Varela, integrante de la policía local de Mar del Plata, recibió dos disparos de su exnovio cuando esperaba el colectivo. Se conocieron los últimos mensajes de la agente con el portero de su edificio, quién la avisaba si el hombre se acercaba a su casa.

Martes 08 de Enero de 2019

"Mañana a la mañana voy a poner una cerradura. ¿Estuvo acá?¿En la puerta de mi casa?", escribió en uno de sus últimos chats el último 6 de enero la oficial de policía Gisela Romina Varela, al preguntarle al encargado de su edificio si su expareja, quien la asesinó esta mañana mientras esperaba el colectivo, había estado merodeando su casa.

chatsgisela.jpg

En otro fragmento de la conversación, Gisel le explicaba al encargado que no podía irse del país por un "enfermo" y que la situación no era justa. En los chats, Juan Carlos le sugería a la joven que se cuidara, ya que estába en "riesgo su vida", y le sugería que vuelva a hacer la denuncia.

chatgisela2.jpg

Tras un operativo cerrojo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que se realizó a la altura de la ciudad de Miramar, el asesino fue capturado cuando intentaba continuar su fuga en dirección al sur. En agosto pasado, una disposición del juzgado de familia Nº 4 de Mar del Plata había ordenado protección contra la oficial y una restricción de acercamiento de Cejas hacia la casa y lugares de trabajo. La mujer llevaba el fallo en su cartera.
El hecho ocurrió a solo cinco cuadras de la Jefatura Departamental de Mar del Plata y en una zona céntrica donde a esa hora ya comenzaba a haber movimiento.

chatgisela3.jpg


Detuvieron al presunto femicida en Miramar

Sergio Alejandro Cejas, ex pareja y el principal sospechoso del femicidio de la policía Gisel Romina Varela, cometido este martes en Mar del Plata, fue detenido en la esquina de la calle 21 y 28 de la ciudad de Miramar, en donde hay un bar. A los pocos metros se secuestró su auto, que será periciado.

El sospechoso tenía en su poder las llaves del rodado y presentaba en su vestimenta manchas de sangre. Aún no fue hallada el arma reglamentaria de la víctima.

La justicia ordenó tomar testimoniales a los testigos del hecho para intentar reconstruir el hecho. Por el momento se desconoce el móvil del crimen.

Gisel se encontraba en Alberti y Las Heras cerca de las 6.30 de la mañana esperando el colectivo para ir a trabajar, cuando se le acercó el homicida y le disparó: los primeros informes dan cuenta que la víctima tenía dos disparos de arma de fuego a la altura del mentón y otro en el cuello.

En tanto, los efectivos constataron que a la víctima le faltaba su arma reglamentaria, una Bersa Mini Thunder, y obtuvieron el número de patente del auto que el autor del hecho utilizó para escapar del lugar.

La Policía dispuso la búsqueda del vehículo, cuyo dueño resultó ser Cejas, según agregaron las fuentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});