Trabajo
Viernes 08 de Diciembre de 2017

Millennials representan un tercio de la clase trabajadora

Se estima que para el 2020 serán el 50% de la mano de obra del mundo. Tienen un vínculo laboral distinto al tradicional.

Los millennials representan un tercio de la clase trabajadora del mundo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que para 2020 serán el 50% de la masa trabajadora global. Sin embargo, su vínculo con el sistema laboral y con el concepto trabajo resulta muy distinto a las formas más tradicionales.

El espíritu inquieto y narcisista de esta generación los lleva inexorablemente a la búsqueda de nuevas experiencias, y el trabajo no es la excepción. Un estudio realizado por investigadores del Conicet y de la UADE reveló que "los millennials, cuando evalúan un empleo, privilegian los horarios flexibles (...). Además, consideran el trabajo como un medio para su propio desarrollo. Y la tarea realizada tiene que ser interesante y creativa. Estos factores explicarían por qué van de un empleo a otro sin dar demasiadas explicaciones si se les ofrece mayor salario, más tiempo libre o actividades más interesantes".

Es que para esta generación, cinco años es un tiempo prudente para quedarse en un trabajo sin estancarse. Esto quiere decir que entre los 20 y los 60 años habrá pasado por 8 trabajos distintos. Algo impensado para las generaciones que decidían hacer "carrera" en sus empresas o en el Estado. De estas últimas aún las hay, especialmente las vinculadas con las fuerzas de seguridad. Aquí los jóvenes se sostienen para seguir haciendo carrera, aunque ya empiezan a aparecer casos de ex miembros, que al poco tiempo deciden renunciar y buscar otro trabajo.

En Argentina hay pocos materiales académicos sobre los millennials. Desde fines del siglo pasado en Estados Unidos y Europa se desarrollaron teorías y estudios acerca de las características de los millennials.

En el estudio del Conicet-UADE se desprende que el 40% de los jóvenes de esta generación en nuestro país, trabajan en relación de dependencia; el 24% lo hace de forma independiente y el resto se encuentra desempleado.

Pareciera que el "deseo", el "hacer lo que quiero", la "proyección personal" prevalece sobre algunos otros pilares tradicionales a la hora de elegir un empleo. Esta afirmación tiende a poner toda la responsabilidad en ellos, y resulta más fácil así, catalogarlos de ególatras, flojos, narcisista, etc. Sin embargo, es preciso señalar que el aumento del desempleo, el cierre de empresas y fábricas y las reformas laborales son, en realidad, las principales variables en las migraciones laborales de los millenials.

Es decir, hay dos factores que influyen en estos movimientos y migraciones de trabajadores millennials. Por un lado, los intereses y las características sociales e identitarias de esta generación, que los lleva a saltar de trabajo en trabajo, y por otro, la coyuntura económica y política que a veces les facilita el ingreso al mercado laboral y en otros se los complica.

-Desafío. Trabajadores y empresas deberán buscar las formas de armonizar esta relación con los millennials generando propuestas más interesantes o fortaleciendo las estrategias de permanencia, como así también las propuestas de retiro y jubilación. Por lo pronto, seguir de cerca algunas de las cuestiones que están pasando ahora, será fundamental para que los jóvenes de hoy le encuentren la vuelta a este vínculo en el futuro.