Economía
Domingo 06 de Mayo de 2018

"Me mandaban los Marines si el Estado me pagaba los chocoarroz"

Axel Kicillof es economista, político, docente e investigador. Desde el 20 de noviembre de 2013 hasta el 10 de diciembre de 2015, se desempeñó como ministro de Economía de la Nación. Actual diputado nacional

"La falta de confianza refleja falta de conducción, pero no económica, política. Esto es responsabilidad de (Mauricio) Macri. Ahora le piden un ministro fuerte, pero mire qué falta de idea tienen; lo único que les aparece es (Domingo) Cavallo. Sería el peor desenlace terminar con Cavallo como principal consultor", afirma Axel Kicillof.


En una entrevista con La Capital, el ex ministro de Economía analiza los pormenores de la crisis que envuelve al país en los últimos días y critica la diferencia de tratamiento mediático con Nicolás Dujovne, el muy objetado ministro de Hacienda: "Si descubrían que el Estado me pagaba los chcoarroz, me mandaban los Marines".

—La gente lo ve a Cavallo y, automáticamente, se acuerda del 2001. ¿Hay riesgo de volver al 2001?

—Cavallo dijo que sí, él que fue el arquitecto, ingeniero y víctima del 2001. Ojalá que no haya 2001, trabajo para que eso no pase. Pero el gobierno se empecina en una dirección malísima: desindustrializa, baja salarios, jubilaciones, pone tarifas en dólares. Pero, el problema de la falta de confianza es más atribuible a Macri que a los personajes que tiene ahí en su conducción económica. No se sabe cuál es el norte económico de Macri. En el debate de la campaña a presidente, Macri dijo que no iba a devaluar, que no impondría un tarifazo, que subiría las jubilaciones, que eliminaría Ganancias. No cumplió una. Es un gobierno de empresarios que se dedican a la política como quien vende un producto. Hacen montajes que les prepara Durán Barbara y que después se caen por su propio peso.

—De hecho, en las encuestas, el dato más importante es de quienes dicen que el año que viene va a estar el país peor que ahora. Hasta aquí, esa gente confiaba.

—El famoso "estamos mal, pero vamos bien". El gobierno trató de instalar eso, pero estamos mal y vamos mal. Pero no quiero ser catastrofista: el gobierno tiene muchas reservas, aunque son todas prestadas. Puede enfrentar una corrida cambiaria pero mirando a la gente. Con estas tasas de interés, no va a haber demanda ni producción, ni habrá una pyme que pueda tomar un crédito. Ni mucho menos poner un negocio productivo con la tasa a 40 por ciento. El consejo que le doy a Macri es que piense en los argentinos, que no son sólo sus votantes, son las fuentes de demanda, los laburantes. Está rompiendo la economía para favorecer a los bancos y a los grandes exportadores. La economía puede andar mejor si cambia el eje de sus políticas.

—El gobierno asegura que las denuncias por incompatibilidades no son otra cosa que conflicto de intereses.

—No son conflicto de intereses. Porque si un funcionario favorece a su empresa, o a su hermano, se llama corrupción. Perdonar la deuda del Correo, la aparición de cuentas afuera sin declarar, guita que no habían declarado. Cuando Aranguren dice que no trae su plata de afuera porque no hay confianza, capaz que sabía algo, ¿no?

—¿Hay algún cambio de posición en el Congreso con los legisladores que abonan a lo que se llama "el peronismo racional"?

—Voy a ser taxativo: hay sectores de la dirigencia que trabajaron para Macri. Se sabe que si un diputado no vota como quiere Macri, el presidente le saca la plata a la provincia. Eso no es democrático ni republicano. Eso es una extorsión. Lo mismo con el tema de la Justicia, Macri dice que un fallo no le gusta y cambian al juez. Y cambian al fallo. A nosotros, nos acusaban de cosas menores, presuntas. Ahora hay una mesa judicial en la que comparecen los jueces, y a esto lo dice Elisa Carrió, quien denuncia los manoseos en la Justicia con Lorenzetti y Angelici. El gobierno hace lo contrario a lo que prometió.

—Pero Cambiemos no sólo ganó las presidenciales, volvió a ganar en 2017.

—En 2017 dio más de dos millones de créditos a jubilados y a quienes cobran las asignaciones, largó la obra pública. Pospuso los tarifazos hasta después de las elecciones, los guardó abajo del poncho. Después de las elecciones vino la catarata de malas noticias. Macri tuvo mucho apoyo entre los maestros en 2015, hoy María Eugenia Vidal persigue a los docentes como si fueran una mafia. Decepcionan y estafan. Eso va forzando a una dirigencia política a representar a su base social. Y ahí vamos confluyendo con dirigentes que estuvieron en otro lado, algunos apoyando explícitamente a Macri. Pero no les preguntamos razones, les pedimos que nos ayuden a construir una alternativa eficaz.

—¿Ve cercana la posibilidad de una gran primaria en el peronismo? ¿Usted será candidato presidencial?

—No sé si seré candidato. Si veo que hay interés del gobierno y de su aparato comunicacional para que la oposición ya tenga candidatos.

—Es que Macri cae pero nadie de ustedes mueve el amperímetro.

—Lo que mueve el amperímetro es la voluntad de la gente, las sensaciones. Ese amperímetro se movió, y se vio en los cacerolazos, en las canchas de fútbol. El frente se tiene que armar en la política cotidiana.

—¿El socialismo podría integrarlo?

Es una decisión de ellos. Lo que no pueden hacer es plantear exclusiones. No pueden decir: "Yo quiero a unidad pero mi límite es Cristina". Entonces, no querés la unidad. Algunos quieren ser presidente con los votos de Cristina, pero sin Cristina.

—¿Se pregunta a veces qué hubieran dicho de usted si le encontraban que el 80 por ciento de su patrimonio estaba afuera del país, hubiera blanqueado 20 millones y el Estado le compraba los chocoarroz?

—Me venían a buscar los Marines y me ponían en el medio del Pacífico. Nos pusieron una lupa enorme los medios y tomaban cosas insignificantes como grandes delitos. Pero no era malo gobernar bajo escrutinio de la prensa, yo creo que tiene que ser así. Es una forma de control. Me quejaba cuando me ponían una tapa mentirosa diciendo que ganaba 400 mil pesos, para que la gente me dijera "chorro". pero llama la atención que esos estándares se esfumaran cuando llegó el macrismo. Que Macri saque un decreto para que puedan blanquear los familiares, quiere decir que no pagaron impuestos en su vida. Y tampoco sabemos el origen. Yo no sé quienes compraron dólares más baratos, y tengo mis sospechas: ya los vi blanquear, fugar y comprar dólar futuro para enriquecerse. El tarifazo se hizo para que las compañías energéticas multipliquen el valor de sus acciones y ganancias.

—También aumentaron las tarifas, fuertemente, en las provincias.

—El gobierno de Santa Fe debería dedicarse a que la EPE no cobre lo más posible, podrían ayudar a los que no pueden pagar las facturas.

Comentarios