Internet
Sábado 21 de Abril de 2018

Manuel Castells: "la democracia representativa está en crisis"

El especialista detalló que las dos terceras partes de los ciudadanos del mundo no creen en los partidos políticos que los representan. Vislumbra una salida en los movimientos culturales.

El sociólogo y experto en la sociedad de la información aseguró que estamos viviendo en un caos y que el desafío es lograr la creatividad para salir. Manuel Castells es una máquina de tirar títulos relacionados a lo que significa vivir en una sociedad en red, explicando quién maneja el poder y cómo aparecen movimientos ubicados en el "contrapoder".

El español llegó hasta Rosario para remarcar que "la democracia representativa está en crisis" y que para él esa es la madre de todas las crisis. En el escenario principal del Centro de Expresión Contemporánea contó sorprendido que su último libro Ruptura. La crisis de la democracia liberal todavía no se consigue en Argentina por lo que adelantó algunos de los conceptos que aparecen en la edición impresa.


En la publicación examina los últimos acontecimientos en Europa y Estados Unidos, como el auge de Trump, el Brexit y la transformación del panorama político europeo prestando especial atención al fin del bipartidismo y la crisis del Estado en España. Si bien fue muy interesante escucharlo, en forma paralela había que ir haciendo una comparación con lo que sucede en cada provincia y municipio de Argentina.

Castells salpica con datos y le gusta acompañarlos con la frase "son duros". Así lanzó que las dos terceras partes de los ciudadanos del mundo no creen (confían) en los partidos políticos que los representan.

"Se tomaron enserio lo de que 'se vayan todos' que ustedes inventaron", lanzó como un guiño a la multitud que se ubicó para escucharlo en los cómodos salones que están frente al río Paraná. El español que enseña en universidades estadounidenses, remarcó que para comenzar con un proceso de reconstrucción hay que lograr una mínima relación de confianza entre gobernados y gobernantes. Porque "a todo poder se le opone un contrapoder" recordando que en la historia de la humanidad quedó demostrado que "donde hay dominación hay resistencia".

La referencia se basa en las relaciones, de poder, entre las corporaciones que se asocian con los gobiernos. "La deslegitimación de la política es la madre de todas las crisis", insistió para enmarcar el escenario mundial.

Embed


Medios de Comunicación

"En el mundo de la comunicación tenemos un dato duro. Las personas (audiencias) miran, consultan, siguen las informaciones en la prensa de, solo, aquellos medios que ya están de acuerdo con ellos. Es decir que no se informan, se confirman". Entonces basándose en este registro explica para entrar en la segunda etapa de la disertación con un ejemplo: en Estados Unidos, la radio nacional pública es un medio de centro izquierda y la cadena Fox es de extrema derecha. Vuelve a exponer un dato duro para confirmar que "menos del uno por ciento de los consumidores de la Fox alguna vez escuchó la radio pública y lo mismo sucede con los seguidores de Fox con la radio pública. Cada medio tiene su público", remarcó el profesor. Partiendo desde este porcentaje hay que entender que la comunicación y la información se modifican según la organización y las tecnologías.

"Nuestra sociedad está basada en redes de comunicación digitalizadas", advirtió. Recordando que Internet funciona fuerte en Estados Unidos desde fines de 1960. Castells rememora que Facebook no existía hasta 2003 y que la primera red social empezó en 2002. "El problema es la velocidad de los cambios" en un planeta que está por llegar a los 7.600 millones de habitantes, que estén activos unos 7.000 millones de números de teléfonos móviles es toda una definición.

En el planeta están conectados, con desigualdades en los servicios, unos 4.000 millones de usuario que navegan en Internet. "Es por una cuestión de edad, cuando mi generación desaparezca Internet será planetaria", vislumbra dejando en claro que para todos los que tienen 35 años o menos, como para poner una vara, el mundo es de redes digitalizadas, no conocen otro.

Para lo jóvenes Internet es lo que significa la electricidad para los más grandes.

Embed


Vigilancia mundial

En un mundo digitalizado pasan varias cosas al mismo a tiempo. Quizás la más temida es la red de vigilancia que ya es la mayor de historia. Intentando bajar el grado de paranoia Castells recordó que las policías de Franco, la Unión Soviética o la Argentina de la Dictadura Cívico Militar , también sabían todo de aquellos a quienes perseguían. Hoy el secreto (muchos ven el problema) está en el mundo de los algoritmos que al ser tan complejo solo unos pocos pueden, saben y quieren analizarlos. Castells explicó que las empresas de comunicación digital: Google, Facebook, Twitter, hacen algo distinto a la vigilancia: "convierten nuestras actividades en datos". Estas empresas que son de uso gratuito se financian, por un lado con la capitalización en el mercado de valores y por el otro con la publicidad indirecta.

Se sabe que el 91% de los ingresos de Google son por esta segunda vía. Es decir que Google es una empresa de publicidad y el dinero que gana lo invierte en "proyectos del futuro" como los autos que se manejan solos y que por ahora tienen graves problemas de seguridad.

castells foto 2.jpg
El sociólogo español dialogó con la periodista argentina Natalia Zuazo. Foto Gobierno de Santa Fe.
El sociólogo español dialogó con la periodista argentina Natalia Zuazo. Foto Gobierno de Santa Fe.

El poder

Las Faang (es decir Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) se dedican a organizar paquetes de datos que venden a empresas que hacen marketing focalizado pero también, como se vio Facebook, se los venden a los gobiernos y a los partidos políticos. El escándalo con la empresa de Mark Elliot Zuckerberg es por la venta de los datos de 87 millones de usuarios a la empresa de marketing digital contratada por el jefe de campaña de Trump.

"Son datos individualizados, es la capacidad que tienen. Los Estados quieren vigilancia, control y poder. Las empresas persiguen ganancias, y esas ganancias dependen del volumen de tráfico. Si se seca la comunicación irrestricta, se seca la fuente que no es otra que nosotros alimentado las redes", explica con tranquilidad y sin perder el ritmo de la exposición que desarrolló en una hora y 10 minutos. Luego compartió la charla con la periodista argentina Natalia Zuazo. "Estas empresas (Faang) cuando hace falta un pequeño dinerito a fin de mes, lo hacen", cuenta pícaro despertando otra ola de sonrisas en el público explicando que, como quedó demostrado, hay datos que se venden.

Con este panorama, el catedrático de Sociología y Planificación Urbana, deposita la esperanza en los movimientos sociales que "son los agentes de los cambios de la historia porque, no son los movimientos políticos, son los culturales los que quieren cambiar los valores de la sociedad".

Mientras la audiencia seguía en silencio y expectante, recuerda su participación en el Mayo Francés cuando era un joven profesor de Sociología y advierte desde dónde llegarán los verdaderos cambios: "Los que se dirigen a las mentes de las personas, los movimientos culturales que no pretenden tomar el poder", como primer objetivo.

Castells analizó el impacto de los movimientos que son híbridos con un fuerte posicionamiento en Internet a lo que le suman presencia en las calles. Refuerza la idea de que la gente siempre necesita sentirse acompañada en la lucha.

Comentarios