Secciones
Pais

Macri y Pichetto estuvieron en Córdoba para blindar el territorio decisivo de 2015

El Presidente bromeó con las disputas internas generadas en la elección provincial. "Sana, sana, colita de rana", dijo parafraseando a su abuela

Viernes 12 de Julio de 2019

A 48 horas del promocionado encuentro entre el candidato presidencial Alberto Fernández y el gobernador cordobés Juan Schiaretti, del que no surgió ningún apoyo para el postulante del Frente de Todos; la fórmula de Juntos por el Cambio llegó ayer a esa provincia para fortalecer el bastión que le dio el triunfo en 2015.

El presidente Mauricio Macri y su compañero de fórmula, el senador peronista Miguel Pichetto, estuvieron ayer en la provincia mediterránea. Esa fue la razón del faltazo de Pichetto al acto de Gualeguaychú (ver página 6) donde pensaba lanzar a nivel provincial su espacio Peronismo Republicano.

La llegada a Córdoba del binomio de Juntos por el Cambio no es casual. Córdoba lo apoyó en 2015 con casi el 73% de los votos, y ahora el gobernador peronista Schiaretti se manifestó al margen de la elección presidencial, en un claro guiño al oficialismo nacional.

Macri sobrevoló la interna local, que tuvo fuertes enfrentamientos en la pelea por la gobernación, e incluso bromeó con el tema. Cuando detectó al intendente capitalino Ramón Mestre (UCR) en la primera fila del acto, indicó: “Cómo decía mi abuela: sana, sana, colita de rana”, aludiendo a las peleas internas. Mestre compitió por fuera de Cambiemos enfrentando al candidato macrista, su correligionario Mario Negri.

A puro cuarteto

Con una puesta en escena que nada tuvo que ver con los típicos actos del PRO, y con mucha música de cuarteto, Macri encabezó un acto puramente electoral, cuando resta menos de un mes para las PASO nacionales.

El mandatario señaló: “En Córdoba nació el cambio y aquí se originó una fuerza que se rebeló contra el maltrato. La decisión de los cordobeses se fue contagiando al resto de las provincias hoy estamos acá. Así que tengo que agradecer por haberles abierto la puerta a otra realidad”, enfatizó.

Igualmente, reconoció que hay algunas dificultades en materia económica: “Se cerraron los mercados de financiamiento para mercados emergentes, cuando aún no habíamos comenzado a hacer el ajuste del gasto público y enfrentábamos la sequía peor de los últimos años. Frente a todo lo que nos pasó, que algunos decían que era de vuelta el 2001, este país mantuvo la calma. Los argentinos siguieron trabajando, apechugando, no se dejaron llevar por teorías que pronosticaban que esto era un desastre”, señaló.

En el centro de convenciones Forja de la capital provincial, Macri aseguró que en las próximas elecciones la Argentina se juega entre dos modelos: “Entramos en la mejor época de nuestra historia o perdemos 25 años cayendo en lo peor que le puede pasar a nuestro país”.

“Ese escenario está representado en la Venezuela de Nicolás Maduro”, apuntó, en lo que se transformó en uno de sus principales ejes de campaña. Y agregó: “En ese país no funciona nada, solo el terror y la violación sistemática de los derechos humanos”.

Pichetto fue más contundente: “Vamos a ganar las elecciones primarias y vamos a terminar con este tema en octubre, en la primera vuelta” retomando los dichos del consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, quien sostuvo hace un par de días que por la fuerte polarización, la elección podría definirse en la primera vuelta, el 27 de octubre.

El exjefe del bloque del PJ en el Senado volvió a criticar al candidato a gobernador bonaernese, Axel Kicillof, a quien volvió a criticar por su orientación ideológica. “Por eso hay que tener mucho cuidado con quienes dicen que defienden a los pobres porque los terminan perjudicando. Una Argentina cerrada significaría fracaso, decadencia y frustración”, indicó al criticar al el exministro de Economía por su postura contraria al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

“Los cordobeses desde nuestra rebeldía natural frenamos el populismo en 2015. Les digo que no hay que esperar a octubre para ratificar el rumbo, hay que hacerlo en agosto porque no da lo mismo esta elección, tiene trascendencia histórica”, subrayó Negri en su discurso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario