Ambiente
Miércoles 29 de Noviembre de 2017

Liberaron a Willaq, el cóndor andino al que salvaron en el Ecoparque porteño

Fue en la Cuesta del Lipán, Jujuy. Se intoxicó con plomo y debió pasar casi un año en recuperación en la Ciudad. Mirá el video.

En medio de una cuesta, dentro de un tramo zigzagueante y empinado de la Ruta Nacional 52, en el departamento de Tumbaya, Jujuy, fue liberado este mediodía un cóndor andinoque durante casi un año atravesó su recuperación en el Ecoparque porteño.


Embed

Willaq, como se bautizó al cóndor andino, había sido encontrado el 9 de enero en Volcán, en la puerta de entrada a la quebrada de Humahuaca, un día después de que en esa misma zona ocurriera el alud que provocó cuatro muertos y arrasó con un pueblo de 1.400 habitantes.

Al momento del hallazgo presentaba síntomas de envenenamiento por plomo, por lo que la Secretaría de Biodiversidad de Jujuy lo derivó al Centro de Atención de la Fauna de esa provincia. Desde ahí fue trasladado por Aerolíneas Argentinas a Buenos Aires, al Ecoparque, para su tratamiento y recuperación.

Su rehabilitación demandó once meses dentro del centro de rescate del Programa de Conservación de Cóndor Andino. "Willaq había ingerido carroña que tenía una bala de plomo y se intoxicó", explicó a Télam Luis Jacome, director del programa que desde 1991 re introdujo más de 160 ejemplares en Sudamérica.

Embed



La liberación se inició a las 10 en inmediaciones de la Cuesta del Lipán, a unos 80 kilómetros de la capital jujeña. El regreso del cóndor a su hábitat fue precedido de una ceremonia ancestral a cargo de integrantes de comunidades indígenas, quienes junto a especialistas del Programa de Conservación del Cóndor Andino y autoridades del Ministerio de Ambiente provincial elevaron una plegaria por la armónica convivencia de todas las formas de vida.



Willaq tiene entre 25 y 30 años, su nombre significa en lenguas originarias "El que da aviso". Es el cuarto ejemplar que se recupera y libera en Jujuy en los últimos diez años. "La provincia tiene una biodiversidad muy importante y eso requiere un compromiso aún más grande para concientizar sobre su cuidado. Resta trabajar mucho sobre el uso de cebos tóxicos que usan los productores, no sólo por el daño ambiental que provocan, sino también por el peligro que implican a las personas y los animales", agregó el secretario de Biodiversidad local, Javier Gronda. Jujuy se presenta como una gran alternativa en el corredor andino internacional para las llamadas "condoreras", dormideros ancestrales que los cóndores usan para pernoctar en comunidad, por lo que se destacó la importancia de protegerlos

Comentarios