Pais
Viernes 04 de Enero de 2019

Las cuotas de los créditos hipotecarios UVA se dispararon casi un 47%

Muchas de las familias que accedieron al préstamo enfrentan una deuda que se incrementó en un 50%. Solicitan una ley que los proteja

La disparada que tuvo la inflación tuvo un impacto directo y contundente para las familias que, poco antes, se habían arriesgado a cumplir el sueño de la casa propia contratando un préstamo hipotecario en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). Sucede que, con esta modalidad, lanzada en 2016, los pagos y el total de la deuda se actualizan mes a mes según el Índice de Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo Indec.
Y eso, sumado al retraso de los sueldos, hizo que lo que al inicio parecían cuotas accesibles, similares o solo algo mayores a un alquiler, se hayan vuelto de repente una carga para muchos cada vez más pesada de sostener.
Cuando estas personas hacían las averiguaciones previas para contratar el préstamo, los bancos ofrecían simuladores on line que permitían proyectar la evolución de las cuotas en distintos escenarios económicos. Pero ni las situaciones presentadas entonces como más "pesimistas" lograron anticipar lo que al final pasó, justo después de un boom inmobiliario en el que llegó a haber 24.000 nuevos "propietarios UVA" por trimestre.
Solo en los últimos seis meses las cuotas se incrementaron un 30%. Y cerraron 2018 con un alza del 46,8%. Se trata de una suba interanual muy superior a la que, según los últimos datos oficiales, vienen registrando los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires (36,1% a noviembre).
Y también los salarios de los trabajadores registrados, que a octubre se habían actualizado solo un 27,3% en 12 meses, tal como informó el Indec.
Por el salto inflacionario, según calculó Clarín, para quien pidió un préstamo por 102.900 dólares en junio de 2018 (unos 2,9 millones de pesos de entonces) la cuota inicial de 19.237 pesos ya se le transformó en una de 25.159 pesos, casi 6.000 pesos mayor. Del mismo modo, durante los últimos 12 meses, pagos de 7.600 pesos saltaron a casi 11.200 pesos, los de 10.000 pesos se fueron ya a 14.750.000 pesos, y los de 15.000 a más de 22.100 pesos.

Escenario
Mientras, para quien cumpla dos años como deudor, el pago del próximo mes ya será en pesos un 80% mayor al inicial. Y para los que ingresaron con el debut de las UVA, las cuotas ya son un 121% mayores. Quien por ejemplo pidió 79.000 dólares en abril de 2016 (1,2 millones de pesos), había arrancado pagando 7.900 pesos al mes, pero luego el monto llegó a 11.900 pesos a fines de 2017, a 13.347 pesos en mayo de 2018, y ahora está en 17.456 pesos.
Paula Guty, empleada pública, es una de las personas que se endeudaron en UVA para comprar la casa propia con crédito hipotecario. Ella y otros 3.000 deudores conformaron un grupo de autoconvocados que busca que el Congreso sancione una ley que los proteja del descalce entre la cuota y el ingreso. "Yo debo un 50% más que hace un año. No esperábamos un desfasaje así de la inflación en el primer año de crédito", dijo a TN. "La mayoría sacamos los créditos durante 2017. Desde el inicio del sistema, el Central obligó a los bancos a ofrecer a los deudores extender el plazo de devolución hasta un 25% si la diferencia entre precios y salarios del Indec superaba el 10%.
Nadie esperaba que la espiral inflacionaria anual iba a trepar hasta casi el 50%.

Comentarios