Pais
Lunes 24 de Diciembre de 2018

La sucesión de elecciones provinciales irá de febrero a fines de octubre

Tres jurisdicciones tienen definido votar el mismo día que se elija Presidente. Dos están en duda, dos no tienen comicios este año, y en el resto se adelantan

El 2019 será un año cruzado por un disperso y extenso cronograma electoral, que arrancará en febrero en La Pampa y culminaría el 24 de noviembre, si hay balotaje presidencial. De 22 provincias que el año próximo eligen gobernador, 17 lo harán antes de la elección nacional que definirá al futuro presidente.
Por ahora, solo cinco distritos (Ciudad y Provincia de Buenos Aires, Formosa, Salta y Jujuy) adherirían al calendario nacional, aunque ninguno de ellos lo ratificó formalmente.
Unas siete provincias, la mayoría en manos del peronismo, ya tienen confirmada su propia fecha de elección, lejos de las nacionales.
La Pampa abrirá la disputa electoral 2019 con el adelantamiento de las primarias para el 17 de febrero. Ya se definió el cierre de listas: el diputado nacional Sergio Ziliotto es precandidato a gobernador de una lista de unidad del peronismo; en Cambiemos habrá disputa entre el exsecretario de Deporte, el macrista Carlos Mac Allister, y el diputado radical Daniel Kroneberger. Quienes resulten electos disputarán la Gobernación en las generales del 19 de mayo.
La seguirá Neuquén, aunque definirá antes su futuro gobernador: el 10 de marzo, en una elección sin primarias y con Boleta Única Electrónica, donde se pondrá en juego la hegemonía histórica del Movimiento Popular Neuquino.
En Córdoba, el gobernador peronista Juan Schiaretti –que irá por su reelección–, fijó la elección para el 12 de mayo.
Una semana después, Chubut elegirá su gobernador el 19 de mayo, entre los candidatos surgidos de las primarias del 17 de marzo, de acuerdo a lo que fijó el gobernador Mariano Arcioni (que suplantó al fallecido Mario Das Neves). Aunque la Legislatura anuló por ley el decreto, el mandatario provincial la vetó y ratificó su calendario electoral, consignó Página/12.
En San Juan el mandatario provincial, Sergio Uñac, fijó un cronograma con primarias abiertas para el 31 de marzo y generales el 2 de junio.
Entre Ríos tendrá las suyas el domingo 14 de abril y el 9 de junio, de acuerdo a la ley que habilita el desdoblamiento. El gobernador, Gustavo Bordet, que aspira a su reelección, es el más claro aspirante y faltan definirse los de Cambiemos y Unidad Ciudadana, entre otros probables.
El gobernador socialista Miguel Lifschitz –que no tiene reelección ya que la Constitución de Santa Fe autoriza un solo mandato– cumplió con la tradición santafesina de adelantar los comicios locales al primer semestre: Santa Fe elegirá a su sucesor en la Casa Gris el 16 de junio, entre quienes surjan de las primarias del 28 de abril.

Sin fecha
Otras 10 provincias también tienen previsto adelantar sus elecciones locales. Tierra del Fuego y Tucumán lo tienen establecido en sus respectivas constituciones. De acuerdo a los plazos legales, los fueguinos irían a las urnas en mayo y los tucumanos no más allá de junio. Pero ni Rosana Bertone ni Juan Manzur han definido aún la fecha. En Tucumán no hay elecciones primarias.
Lo mismo sucede en Chaco, donde la elección provincial tiene que ser desdoblada de la nacional y su probable convocatoria sería en junio, publicó Página/12.
Habitualmente Catamarca era la encargada de abrir en febrero el calendario electoral, pero hasta ahora no se conoce la fecha de la votación, que puede convocarse con solo dos meses de antelación.
En Misiones el gobernador Hugo Passalacqua (Frente Renovador por la Concordia) recién confirmaría en febrero la fecha de los comicios, que serían en mayo.
En San Luis el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, jugaría sus cartas en una elección anticipada, posiblemente en junio, donde un triunfo contundente podría catapultarlo a la disputa nacional.
Otras tres provincias que adelantarían sus elecciones están envueltas en disputas judiciales para dirimir la posibilidad de que sus gobernadores puedan ir por un nuevo mandato. Son La Rioja, gobernada por el peronista Sergio Casas; el rionegrino Alberto Weretilneck, y el radical mendocino Alfredo Cornejo.



Cinco distritos tendrían comicios simultáneos

Cinco distritos provinciales tendrían elecciones simultáneas con las nacionales. Uno sería Formosa, donde el gobernador peronista Gildo Insfrán irá por su séptimo mandato. Otra de ellas sería Salta, donde el peronista Juan Manuel Urtubey (que no tiene reelección) quiere que la provincia vote de acuerdo al calendario electoral nacional para buscar fortalecer su aspiración presidencial como precandidato del peronismo federal.
El mismo objetivo busca Cambiemos –con menos suerte por ahora– para fortalecer las aspiraciones de reelección del presidente Macri.
En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Legislatura porteña habilitó al jefe de Gobierno macrista, Horacio Rodríguez Larreta, a unificar la elección en la Ciudad con las presidenciales.
Lo mismo quiere para la provincia de Buenos Aires, con María Eugenia Vidal como candidata a la reelección. Pero por estas horas, la gobernadora analiza dos alternativas de desdoblamiento. Separar solo las elecciones municipales, para debilitar al kirchnerismo; o separar también las provinciales para no quedar atada a la suerte electoral del presidente Mauricio Macri
En otra provincia en manos de Cambiemos, Jujuy, el radical Gerardo Morales irá por su reelección junto con Macri. De todos modos, dejó abierta la puerta para adelantar las elecciones. Esa decisión se tomaría dentro de Cambiemos, pero también pesará la alianza provincial que encabeza Morales con sectores del peronismo y el massismo.
Las únicas que miran de lejos el panorama son Corrientes y Santiago del Estero, que tras sus respectivas intervenciones federales quedaron desfasadas de las nacionales.

Comentarios