Dólar
Viernes 31 de Agosto de 2018

La promesa de un nuevo acuerdo con el FMI calmó al dólar, que cerró en 38 pesos

El objetivo era reducir el déficit fiscal al 1,3% del PBI, y ahora se intenta bajarlo al 0,5%, lo que sumará 140.000 millones de pesos al recorte inicial

El mercado reaccionó de manera positiva a la declaración del Fondo Monetaria Internacional (FMI), que aseguró que Argentina cuenta con su pleno respaldo y manifestó confianza en "que el fuerte compromiso y la determinación de las autoridades argentinas ayudarán al país a superar las dificultades actuales", además de confirmarse la reunión para el martes de autoridades del organismo con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
De acuerdo a lo que trascendió ayer, el nuevo entendimiento con el FMI contempla que la meta de reducir el déficit fiscal al 1,3% del Producto Bruto Interno (PBI) en 2019, ahora se endurezca y pase a ser el 0,5% del PBI. Este cambio significaría un recorte extra de 120.000 millones de pesos a sumar a los 300.000 millones anunciados hace algunas semanas. Si se mantiene el criterio de que las provincias asuman un tercio del tijeretazo, su contribución pasará a ser de 140.000 millones de pesos por lo menos.
Ayer, pocos minutos antes del cierre del mercado, el Banco Central ofreció –en la tercera licitación del día– 500 millones de dólares, pero le compraron solo 75 a un precio promedio de 36,93 pesos confirmando la consolidación de la baja del tipo de cambio.
En el mercado mayorista cerró a 36,88 pesos contra 38,53 del jueves. Mientras que el minorista se terminó comercializando en 37.99 pesos.
Algunos analistas económicos de importantes medios de comunicación porteños sostenían ayer que lo de los últimos días se trató de un overshooting. Es decir, una estrategia que deliberadamente deja subir el tipo de cambio para luego inducirlo a la baja. "Dejando de lado que puso a la sociedad al borde de un ataque de nervios cuando el dólar se vendía a 42 pesos en los bancos, la movida sería una manera de disciplinar a quienes compraron caro, para que no repitan la experiencia en el futuro", explicó Clarín.
El Central ya había realizado dos licitaciones en la rueda de ayer, por 75 millones a 37,61 pesos cada dólar, y por 100 millones a 37,30 pesos. Es decir que vendió 250 millones de los 675 millones que estuvo dispuesto a vender.
La jornada de ayer se diferenció también de las ruedas anteriores en que los precios máximos se anotaron en el inicio de la sesión, cuando se registraron operaciones en 39 pesos, 1,4 pesos por encima del cierre previo.
La temprana subasta del Central sirvió para acomodar la evolución de los precios con sentido descendente. La oferta privada que poco a poco acompañó, en este sentido, la estrategia oficial sirvió para mantener los precios en un escenario de menor tensión y con propensión a la baja, consignó ámbito.com. El volumen negociado fue de 648 millones de dólares, con una caída del 13%. Luego de la segunda subasta, se acentuó la intensidad de los ingresos y los precios perdieron gran parte de la ganancia inicial tocando mínimos de 36,80 pesos, esto es 2,20 por debajo de la apertura.

El paquete
En una jornada más distendida, el presidente, Mauricio Macri, mantuvo ayer reuniones con varios funcionarios. Trascendió que están cerca de tomarse medidas tales como restablecer retenciones a sectores exportadores, como la minería y el agro. Algunas fuentes del Gobierno dejaron trascender que existe una fuerte presión de los gobernadores en ese sentido. En el mismo sentido se mencionó que hay predisposición a receptar el reclamo de suspender las rebajas impositivas previstas en el acuerdo fiscal que los mandatarios provinciales firmaron en noviembre de 2017.
En cuanto a la posibilidad de cambiar funcionarios, el criterio que se imponía es el restrictivo.


Reunión con los ministros de Economía de las provincias

El gobierno nacional tiene prevista una reunión el martes con los ministros de Economía de las 19 provincias opositoras para avanzar en el acuerdo respecto de las medidas de ajuste que deberán reflejarse en el proyecto de presupuesto para 2019, que debe enviar al Congreso antes del 16.
La corrida cambiaria de los últimos días mantuvo casi suspendidas las negociaciones, mientras que un grupo de gobernadores se reunió con Sergio Massa y anunció la intención de presentar un proyecto de presupuesto alternativo. En ese grupo no estaba el entrerriano Gustavo Bordet.
Si bien antes de la disparada del dólar se hablaba de un recorte que debían asumir las provincias por 100.000 millones de pesos; ahora hay incertidumbre en ese sentido. Además, en el camino, el presidente Mauricio Macri derogó por decreto el fondo sojero, una medida que golpea de lleno a provincias y municipios.
"Antes de que la corrida cambiaria se llevara puesto al peso, la agenda de las negociaciones estaba enfocada en cerrar un acuerdo para alcanzar la meta del déficit fiscal del 1,3% que había sido pactada originalmente con el FMI en junio. Sin embargo, la nueva realidad económica prevé una redefinición de las metas fiscales", se indicó ayer .
Los gobernadores pondrán en consideración los ya anunciados pedidos para ampliar la base tributaria y el mejoramiento de los mecanismos de recaudación.
Ambas peticiones fueron suscriptas hace una semana por las 19 provincias en un documento en el que los gobernadores pusieron condiciones para concretar el ajuste de 100.000 millones de pesos que exige el Ejecutivo.
"Habíamos recibido del gobierno nacional un ajuste de 100.000 millones de pesos al que tenían que hacer frente las provincias con un detalle de los ítems y rubros que se pretendían ajustar. Sobre esto discutimos, pero fundamentalmente pusimos sobre la mesa que también queremos hablar de los recursos, porque en 2017 el gobierno nacional determinó reducciones impositivas que en ese contexto eran necesarias, como la baja del impuesto a las Ganancias o de Bienes Personales, pero hoy queremos volver a discutirlo así como ampliar la base tributaria porque cualquier ajuste en el gasto va sobre las personas que menos tienen", indicó hace una semana el ministro de Economía entrerriano, Hugo Ballay. Ese día el dólar minorista cotizaba a 31,40 pesos y el impacto inflacionario era mucho menor al actual.

Comentarios