Secciones
Pais

La mujer baleada perdió el embarazo y sigue muy grave

El bebé tenía cinco meses de gestación. María Guarachi, de 37 años, recibió un disparo el viernes, en un presunto intento de asalto cuando llegaba con su marido a su casa de Ciudad Evita.

Lunes 02 de Julio de 2012

María Guarachi (37), la mujer baleada el viernes cuando llegaba a su casa de la localidad bonaerense de Ciudad Evita, perdió el embarazo de cinco meses y permanece "en estado muy crítico" internada en el Hospital Paroissien.

El director de ese centro asistencial, Alejandro Royo, aseguró que la paciente perdió el embarazo, pero dijo que aún no se le practicará la cesárea para extraerle el feto debido al mal estado en el que se encuentra.

Mientras tanto, los investigadores procuran determinar si el móvil del ataque fue un intento de robo, aunque por el momento no descartan ninguna otra hipótesis.

Por su parte, César Romero, hijo de la pareja de Guarachi, contó que la pareja venía de cenar: "Mi viejo estaciona el auto para abrir el portón y (los delincuentes) no le dieron tiempo a bajarse que ya reaccionan con disparos".

El joven señaló que en ese momento, su padre atinó "como defensa, a poner el auto marcha atrás pero de atrás otro auto lo vuelve a chocar".

Luego de una maniobra -siempre según el relato del hijo del automovilista-, Romero padre logró escapar y "a las dos cuadras se vuelve a cruzar con ellos (por los asaltantes) y vuelven a reaccionar a los disparos", y ahí se dio cuenta de que "María tenía un tiro en el cuerpo".

"Gracias a que María se le tira encima, él (por Romero padre) no recibe disparos y si se ve en el auto que todos los impactos son a la altura del chofer", destacó el hijo del automovilista.

Por su parte, Andrea, otra familiar de la pareja, dijo que el segundo ataque a tiros se produjo cerca de la sala de primeros auxilios hacia donde Romero padre quería dirigirse y no descartó que los delincuentes, al momento de cruzarse nuevamente con las víctimas, hayan "interpretado que él (por el automovilista atacado) los quiso seguir"·

Estos familiares recordaron que tras el segundo tiroteo, Romero padre, quien tiene una distribuidora de gaseosas en Ciudad Evita, llevó a Guarachi hacia la sala de primeros auxilios, donde la mujer fue derivada luego al Hospital Paroissien.

El hecho ocurrió la noche del viernes, cuando Guarachi regresaba junto a su pareja, a bordo del Audi A4 del hombre, a su casa, la 123 del barrio Democracia de Ciudad Evita, ubicada sobre la colectora de la autopista Ricchieri.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario