Redes Sociales
Viernes 03 de Mayo de 2019

La fuerte confesión de Cumbio: "Me grababan debajo de la pollera"

Se llama Agustina Vivero, se hizo famosa con la explosión del Fotolog. Ahora, reveló que sufrió acoso escolar y lo hizo con una extensa publicación.

Ayer se celebró el Día Mundial Contra el Acoso Escolar y varias figuras compartieron imágenes de campañas para concientizar sobre esta problemática que afecta a niños y adolescentes de todo el mundo.

Agustina Vivero es conocida como Cumbio y su fama inició con la explosión de la red social Fotolog. La joven consiguió una gran popularidad aquí e incluso era entrevistada en los medios de comunicación como una exponente de los jóvenes floggers, la moda que fue furor en Argentina.

Años después y en este día representativo, Cumbio se atrevió a contar su historia de acoso escolar y lo hizo con un fuerte mensaje publicado en su cuenta de Instagram.

"Hoy es el Día Mundial Contra el Acoso Escolar. Flogger de m##, lesbiana de m##. Estaba cursando mi último año (de 16 a 17 años) en el secundario cuando el tema de los floggers estalló y empecé a salir en los medios. Estudiaba en el secundario "Abraham Lincoln" que queda en Tucumán 2044 y tenía 4 compañeros me hacían la vida imposible", inició el mensaje de la joven de 27 años.

"Eran 4 hombres más altos que yo, que todos los días me encerraban en el aula y no me dejaban salir, me preguntaban si yo era el hombre en mi relación o simplemente me sacaban las cosas, me grababan debajo de la pollera, me amenazaban o me gritaban lesbiana de mierda", continuó Cumbio.

Sin embargo, su historia no era comprendida por sus familiares hasta que un día su padre vio con sus propios ojos el padecimiento de su hija: "Me acuerdo que papá se enojaba conmigo porque me tenían que retirar antes por el miedo que yo tenía de salir en el mismo horario que ellos, entonces un día mi papá vino antes a buscarme y empujó la puerta del patio interno porque estaba trabada por estos chicos y me encontró ahí sin mi mochila con ellos alrededor que no me la querían dar, entonces me entendió", expresó.

"Un día me levantaron la pollera y me grabaron con un celular, yo les saqué el celular y se lo llevé corriendo a un preceptor que se llama Álvaro para que les pida que borren el video, pero el preceptor me retó a mi y me hizo devolverles el celular pidiéndoles perdón, obvio no borró el video", añadió Agustina.

"Seguramente todos los que hayan pasado por esa escuela mientras yo estaba ahí, se acuerden porque nadie se animaba a defenderme. Sólo un amigo que yo tenía que se llamaba Diego, él siempre se metía a cuidarme. El resto de mis compañeros tenía el mismo miedo que yo o tal vez no se daban cuenta de lo importante que hubiera sido su ayuda", reveló la joven influencer en su cuenta de Instagram.

"Con todo esto sobre mi espalda, preferí dejar la escuela.. rendí 11 materias bien ese verano y me egresé solita. Les cuento esto para que entiendan todo el dolor que le pueden causar a otro", finalizó.

Comentarios