Femicidio
Viernes 02 de Marzo de 2018

La Cámara Penal de Rosario confirmó la condena al femicida de Chiara Páez

El joven había sido sentenciado a 21 años y seis meses de prisión por el delito de "homicidio calificado por femicidio". El crimen, que conmocionó al país, disparó las marchas contra la violencia contra las mujeres bajo la consiga Ni Una Menos.

La Cámara Penal de Rosario confirmó hoy la condena de 21 años y seis meses de prisión para Manuel Mansilla, el homicidio de Chiara Páez, la joven de 14 años que fue muerta a golpes en mayo de 2015 en la ciudad de Rufino, crimen que disparó marchas en contra de la violencia contra las mujeres bajo la consigna de Ni Una Menos. El juez argumentó que "Páez fue asesinada por su condición de mujer".

Al cometer el crimen, el asesino tenía 17 años y era novio de Chiara, quien estaba embarazada de dos meses. La noche del sábado 9 de mayo la joven se reunión con un grupo de amigas y, a la medianoche, les dijo que iba a encontrarse con su novio y que estaría de regreso antes de la 1.30 pero nunca volvió.

La familia de Chiara denunció la desaparición de la joven la madrugada del domingo. Su última coumincaciòn fue a la 1.20, cuando le mandó un mensaje de WhatsApp a una de las amigas, después no se supo más de ella hasta que el 10 de mayo fue hallada muerta, en un pozo en el patio trasero de la casa de su novio.

La autopsia reveló que la joven estaba embarazada y que tenía en el cuerpo restos de un antiinflatorio que se usa para abortar. El joven se entregó en el Centro Penal de Justicia, en compañía de su padre, quien se desempeñaba como sargento en la comisaría de Rufino. Confesó haber asesinado a Chiara.

En agosto de 2016, el juez penal Adrián Godoy condenó a Mansilla a 21 años y seis meses de prisión por haberlo encontrado culpable del delito de "homicidio calificado por femicidio". Hoy el tribunal que integran Carolina Hernández, Alfredo Ivaldi Artachoy José Luis Mascali confirmaron la sentencia.

Mansilla tenía 17 años cuando mató Chiara, con quien estaba de novio y esperaba un hijo. La cortó en el cuello con un cuchillo, la golpeó reiteradamente en la cabeza y después la enterró en el jardín de la casa en la que vivía con su familia en Rufino.

Comentarios