La Ballena Azul
Miércoles 18 de Octubre de 2017

La ballena azul casi se cobra la vida de una adolescente mendocina

Una chica de 15 años de Las Heras fue rescatada por la Policía Federal en una casa de calle Lisandro Moyano. Tenía cortes y sangraba. La estaban manipulando desde Colombia.

El desafío viral de la ballena azul es un fenómeno internacional que llegó a Mendoza y el lunes casi se cobra la vida de una joven mendocina de Las Heras. La chica de 15 años fue manipulada psicológicamente y se dañó, creyendo que así cuidaba la integridad de su familia. Tras un intenso operativo, pudo ser rescatada a tiempo y no alcanzó a suicidarse.

Este macabro juego virtual se popularizó en mayo en Mendoza. Sin embargo, se cree que surgió en Rusia hace dos años. Desde entonces despertó alarma en la población de varios países. Provoca pánico en las familias porque se trata de una competencia que incita a niños y adolescentes a seguir consignas que los obligan a lastimarse hasta el extremo de llevarlos a la muerte.

LEE MÁS: sobre los casos de La Ballena Azul

Según la información oficial, Interpol de Bogotá, Colombia, envió un alerta a la Policía Federal avisando que la joven estaría siendo conducida a suicidarse con el fin de terminar el juego y proteger a sus seres queridos. Tras el aviso, efectivos policiales locales se comunicaron con el Juzgado interviniente y tras tareas de investigación, lograron ubicar a la menor en la calle Lisandro Moyano.

La adolescente presentaba cortes y sangraba, y fue atendida con primeros auxilios. El hecho se notificó al Juzgado de Menores y al Organismo Administrativo Local (OAL), encargado de estos casos. La joven fue trasladada a la Unidad de Intervención en Crisis para ser evaluada por Salud Mental.

Hasta ahora sólo se conocen denuncias de casos de muerte por la ballena azul en Brasil, Colombia y España, pero la información es confusa. Se sabe que las invitaciones llegan desde grupos cerrados comandados por líderes que suelen ser personas con perfiles falsos y sin relación con los usuarios. Ellos son los encargados de ir enviando una lista de cincuenta pruebas que concluye con la muerte del participante.

Dos propuestas que intentaron contrarrestar este desafío viral
Como respuesta al miedo que provocó la ballena azul, surgieron en mayo dos campañas: el juego de la ballena verde y el de la rosada. Ambos, a diferencia de su precursor, están enfocados a tareas para compartir en familia, al desarrollo de vínculos saludables y de la autoestima.

La ballena rosada nació en Brasil y se difundió más allá de las fronteras de ese país hasta llegar a la Argentina. El fin de este juego es hacer cosas positivas y demostrar que internet puede también ser un medio para canalizar buenas costumbres y actitudes.

Algunas de las consignas son dibujar con lápices de colores un sueño, hacerse un nuevo amigo, pasar un día sin usar palabras negativas, hablar con alguien con quien perdiste el diálogo desde hace mucho tiempo o con un marcador escribirle en la piel a alguien diciéndole cuánto lo amás, entre otras. Concluye pidiéndoles a los participantes que les pasen el juego a tres personas más.

El desafío de la ballena verde propone arreglar la cama al despertar sin que nadie lo mande, lavar los platos y dejarlos limpios, mandar mensajes en whatsapp sin errores ortográficos, sacar las mejores notas de la clase y subir una foto del boletín a Facebook, y llamar a tus padres para avisar dónde estás. En este caso prima el humor, ya que al finalizar la lista se indica como advertencia a los jóvenes que no sigan estos puntos al pie de la letra ya que: "algo muy malo le pasará a sus celulares y al wifi".

¿Como en el cine?
¿Fantasía? La película Nerve es sobre un juego online, donde usuarios se registran como jugadores y aceptan retos a cambio de dinero. El resto son observadores que pagan por ver. Los retos avergüenzan a los participantes y los llevan a la muerte.


ballena-azul-2.jpg
Nerve se estrenó en 2016.
Nerve se estrenó en 2016.

NERVE/ESPAÑOL LATINO/ESTRENO 1 DE SEPTIEMBRE/LIONSGATE/TRAILER

Fuente: Diario UNO Mendoza