Cristina Fernández de Kirchner
Miércoles 29 de Noviembre de 2017

Juraron 23 de los 24 senadores nacionales elegidos en octubre

Cristina eligió jurar sola, con el aliento de militantes. Una amenaza de bomba obligó a requisar el Congreso tras la jura de los senadores.

Los 23 senadores electos en los comicios legislativos del 22 de octubre, entre ellos los ex presidentes Cristina Fernández de Kirchner, Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá, juraron hoy en una sesión especial de la Cámara alta.


La única senadora que no asistió a la ceremonia fue la legisladora electa de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires, Gladys González, por razones que no se especificaron, por lo que su jura quedó pendiente hasta la próxima sesión.


Encabezada por la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, la ceremonia se llevó a cabo desde las 10.50 en el recinto de sesiones, donde se les tomó juramento a los representantes de las provincias de Buenos Aires, Misiones, Formosa, Jujuy, La Rioja, San Juan, San Luis y Santa Cruz.


Acompañados de sus familiares, los 23 senadores electos prestaron juramento en una sobria ceremonia en la que hubo aplausos para algunos flamantes legisladores como Cristina Fernández de Kirchner, la única de los recién asumidos que eligió cumplir el ritual en soledad sin ningún familiar.


El resto de los senadores se acercó al atril escoltado por sus familias, como el caso del ex presidente Carlos Menem, uno de los más aplaudidos por el público presente en los palcos, quien asistió acompañado por su hija Zulema y sus dos nietos. Luego de la entonación del himno nacional por parte de un violinista del Senado, la jura de los legisladores se extendió durante una hora por provincia y por orden alfabético, previa votación a mano alzada de los diplomas de los elegidos.


El primero en prestar juramento fue Esteban Bullrich, el senador electo por Cambiemos que derrotó a Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires. Le siguieron los formoseños Rubén Mayans y María Teresa González y el radical Luis Naidenoff, quienes fueron reelectos, por lo que continuarán seis años más en el Senado. Luego fue el turno de los legisladores por Jujuy, la radical Silvia Giacoppo quien obtuvo su reelección; Mario Fiad; y el senador por la minoría Carlos Snopek.


El radical por Cambiemos, Julio Martínez, otro de los senadores más aplaudidos desde las gradas, y Olga Inés Brizuela y Doria prestaron juramento en representación de La Rioja, mientras que Menem lo hizo como tercer senador. El ex gobernador de Misiones Maurice Closs y su compañera de fórmula, Magdalena Solari, del Frente Renovador de la Concordia de Misiones, juraron acompañados por sus familias mientras que Humberto Schiavoni, presidente de PRO a nivel nacional, prestó juramento por la banca de la minoría. El macrista sanjuanino Roberto Basualdo, también de extracción peronista, juró también por un nuevo período, mientras que los también peronistas Rubén Uñac (hermano del gobernador Sergio Uñac) y Cristina López asumieron por la mayoría.


Por San Luis, el ex gobernador y ex presidente de la Nación, Adolfo Rodríguez Saá, asistió acompañado por su esposa y prestó juramento luego de sus compañeros de banca por esa provincia, María Catalfamo, mientras que por la minoría lo hizo el justicialista aliado a Cambiemos Claudio Poggi. La última provincia fue Santa Cruz, por la que asumieron María Belén Tapia, y el diputado nacional y empresario Eduardo Costa, quien concurrió acompañado por su esposa Mariana Zuvic, y la kirchnerista Ana María Ianni. Sólo tres gobernadores asistieron al acto, el de La Rioja, Sergio Casas, el de San Juan, Sergio Uñac y de San Luis Alberto Rodríguez Saá.



La jura de Cristina

La ex presidenta Cristina Fernández de Kichner juró hoy como senadora nacional en una ceremonia en la que eligió cumplir el ritual sin sus familiares y en medio de aplausos y gritos de aliento de sus seguidores.


La ex jefa del Estado prestó juramento en segundo lugar, luego de Esteban Bullrich, el senador de Cambiemos que la derrotó en los comicios del 22 de octubre.


Kirchner fue la última entre los senadores electos en ingresar al recinto, en medio de los flashes de los fotógrafos y los aplausos de sus seguidores y cuando incluso la vicepresidenta Gabriela Michetti ya se encontraba en el estrado.


Michetti fue la encargada de esa ceremonia. La flamante senadora bonaerense fue la única de los 23 legisladores electos que se acercó al estrado en soledad, sin la compañía de sus familiares cercanos. De vestido floreado blanco y negro y blazer, la ex presidenta pronunció las palabras de rigor en medio de aplausos y aisladas palabras de aliento de sus seguidores, que le gritaron desde los palcos superiores: "Vamos Jefa" o "Jurá por el pueblo". También hubo gritos de reprobación como "Ahora no te reís" desde otro de los sectores de los palcos, ocupados mayormente por familiares, diputados, y allegados de los senadores electos.


Luego de la jura, Cristina Fernández se dirigió a su banca y pasó gran parte del acto intercambiando comentarios con el puntano Adolfo Rodríguez Saá. Un momento tenso fue cuando pasó por su lado Mariana Zuvic, esposa del senador electo por Santa Cruz, Eduardo Costa, ambos denunciantes de presuntos casos de corrupción que involucran a la ex mandataria y por los que sectores de la oposición pidieron sin éxito su desafuero.


Cristina Fernández que se mostró distendida, conversando con Rodríguez Saá y saludando a familiares de los senadores electos, eligió hacerse a un lado y voltear la cabeza en el momento en que Zuvic pasó a su lado.


La ex jefa del Estado juró como senadora nuevamente en un clima de tensión en el seno del bloque peronista, con cuyo conductor, Miguel Pichetto, esta mañana no se cruzaron saludos.



Amenaza de bomba

Una amenaza de bomba realizada de forma anónima minutos después de la jura de los senadores electos obligó hoy a requisar el Senado de la Nación con perros de la brigada Antiexplosivos de la Policía Federal, aunque no se ordenó la evacuación al comprobarse rápidamente que se trató de una falsa alarma.


La advertencia sobre la colocación de un artefacto explosivo en el Senado fue realizada al número de emergencias 911 de la policía, que alertó de inmediato a las autoridades de seguridad del Congreso de la Nación. Agentes de la Brigada Antiexplosivos de la Policía Federal revisaron, con perros de la brigada Antiexplosivos, los salones de la Cámara alta, los balcones y el salón Azul donde se habían apostado los medios de prensa a la espera de los senadores que participaron de la ceremonia de jura en sus cargos.


Tras comprobar que se trató de una falsa alarma, se dio por concluido el operativo, informaron fuentes de la Dirección de Prensa del Senado.


Comentarios