Conicet
Jueves 22 de Noviembre de 2018

Gisela Barreto también en contra de las vacunas

Después de afirmar que "son parte de nuestra muerte", la conductora se desdijo y adjudicó sus dichos a las doctora Chinda Brandolino, su invitada al programa La fe mueve montañas.


Gisela Barreto volvió al ojo de la tormenta, ahora con escandalosas afirmaciones sobre las vacunas. Hace un tiempo ya había subido el perfil con su campaña contra el aborto legal, luego dio su opinión sobre la aberración que significaba practicar el sexo anal, y ahora volvió a subir la voz con otro tema delicado de salud pública: las campañas de vacunación.

En su programa La fe mueve montañas explicó que "hay un universo tiranizado por Lucifer que utiliza a las vacunas como arma de exterminio". En ese sentido, señaló que "nos las presentan como que nos curan y nos sanan, pero te vamos a mostrar que las vacunas son parte de nuestra muerte".

El video

Embed


Lo importante


Romina Libster -Pediatra, investigadora del CONICET y especialista en vacunas en la Fundación INFANT- afirma que "las vacunas salvan millones de vidas todos los años, sustentadas por muchísima evidencia científica comprobada".


Libster sostiene que las críticas que reciben las vacunas, contradictoriamente, son consecuencia del excelente trabajo que hacen sobre la sociedad ya que disminuyeron de forma exponencial la circulación de enfermedades como el sarampión o la polio, generando una invisibilización de las mismas y una falta de percepción del riesgo real que producen.


Por otra parte, Libster destaca que las vacunas no sólo protegen a uno mismo sino que también protegen al resto de la sociedad. La "inmunidad colectiva" funciona con un porcentaje mínimo y necesario de integrantes vacunados de una comunidad que sirven como escudo protector de todos aquellos que por algún motivo no lo hicieron, ya que bloquea la propagación de la enfermedad. Los no vacunados dependen de los vacunados para evitar las infecciones.


En el caso de la vacuna del HPV, es una vacuna muy segura que tuvo un gran impacto en Argentina bajando la incidencia del cáncer de cuello uterino, una enfermedad que contabiliza 4.000 casos nuevos al año.



¿Qué es el HPV?


El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta tanto a hombres como a mujeres.


Los tipos de VPH se dividen en 2 grupos:


Bajo riesgo oncogénico: asociado a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado.

Alto riesgo oncogénico: También pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones que pueden evolucionar a un cáncer.

El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello de útero, en la mujer.





¿Cómo se transmite?

El VPH se transmite por contacto sexual. Se estima que 4 de cada 5 personas van a contraer uno o varios de los tipos de VPH en algún momento de sus vidas.





¿Cómo se puede prevenir?

El Calendario Nacional de Vacunación incluye la vacuna CERVARIX para niñas y niños de 11 años que previene la infección por los tipos de VPH que causan la mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero.




¿Cómo se detectan las lesiones en el cuello del útero?

Las lesiones en el cuello del útero se pueden detectar a través del Papanicolaou, o Pap. El Pap es una prueba sencilla y gratuita que no produce dolor y dura sólo unos minutos. Se recomienda que se realicen un Pap anual todas las mujeres a partir de los 25 años, especialmente aquellas entre 35 y 64 años.


Si el resultado del PAP es anormal o con alteraciones significa que hay algún tipo de lesión que hay que controlar y en caso que sea necesario, tratar, publica Filo News.


Comentarios