Pais
Viernes 20 de Abril de 2018

Fusiló a su novia, baleó al hijo de ella y se mató sobre la tumba de su madre

El agresor fue identificado por los vecinos y tenía antecedentes por homicidio. La víctima nunca lo había denunciado por violencia de género ni por amenazas porque "le tenía terror". Fue en la localidad de San Pedro.

Alberto Lafuente llegó a la casa de su novia en la localidad bonaerense de San Pedro cerca del mediodía del jueves y disparó tres veces. Dos tiros impactaron en la cabeza Mariela Figueroa y el tercero en la cara de su hijo, de 12 años, que recién había llegado en su bicicleta y quedó tirado en la vereda. La mujer murió en el acto.

El femicida escapó pero no pudo impedir que lo reconocieran los vecinos, por lo que la policía empezó rápidamente a seguirle los pasos hasta que lo encontró, diez horas después, escondido en el cementerio, publicó TN.
Estaba acostado boca arriba, con las piernas cruzadas y sobre la tumba de su madre. Cuando la policía lo rodeó sacó un arma calibre 38, la misma con la que había matado a su pareja y herido al hijo de ella, se la apoyó en la sien y se disparó.
La víctima nunca lo había denunciado por violencia de género ni por amenazas. Pero no porque no le hubiera dado motivos sino todo lo contrario, porque "le tenía terror". Fuentes de la investigación dijeron a Télam que "el hombre la golpeaba, era violento y siempre se escuchaban gritos en la casa, aunque esta vez parece que fue directamente a cometer el femicidio".

En el año 2007, sin embargo, Lafuente asesinó de un disparo en el pecho a un comerciante. Fue condenado y recuperó la libertad tras cumplir su condena.
El chico herido, que era el único hijo de la mujer de 38 años, se encuentra internado en el hospital San José de Pergamino, donde ya fue operado de urgencia y se recupera.

Comentarios