Universidad pública
Lunes 27 de Agosto de 2018

Frente al conflicto con las universidades, el gobierno impulsa el diálogo

Desde Educación se rechazó que se esté ajustando en la Casa de Altos Estudios. Se indicó que se tratará de llegar a un acuerdo, pero desde la comunidad universitaria se mantienen las medidas de fuerza.

El ministro de Educación Alejandro Finocchiaro dio en la tarde de este lunes una conferencia de prensa para explicar los pasos a seguir en el conflicto que tiene paralizadas a las universidades del país hace semanas. Aseguró que a partir del miércoles se van a juntar con los docentes "de forma permanente hasta llegar a un acuerdo". Además dijo que "no hay ajuste" en las universidades y que no se paralizaron las obras que estaban en marcha.

"El presupuesto de este año es el 96% del que pidió el Consejo de Universidades. No hay obras que se hayan suspendido. No ha habido subejecución en ningún aspecto", resaltó el funcionario nacional.

Finocchiaro aseguró que se reunirá con los docentes "de forma permanente" a partir del miércoles. "Estamos absolutamente seguros de que esta negociación se va a terminar resolviendo. Trabajaremos todo lo que tengamos que trabajar. Los gremios tienen que entender que el Estado tiene severas restricciones presupuestarias", dijo.

La elección de la fecha no es casual. El jueves hay una convocatoria masiva a marchar a favor de la universidad pública y el reclamo docente. A pesar de la reunión con el Ministerio, los profesores aseguraron que mantendrán la medida.

En las últimas semanas se abrió otro frente de conflicto para el Gobierno: el de las universidades públicas. Con el aumento salarial y presupuestario al tope de los reclamos, tras el receso invernal, la mayoría de las 57 universidades nacionales y los 87 colegios que dependen de ellas comenzaron un paro de tres semanas que postergó el inicio del segundo cuatrimestre.

Desde el Gobierno cuestionan que hay "una campaña montada" para instalar que las universidades corren peligro y tildan al reclamo de "político".

Además de la huelga, durante estas tres semanas hubo abrazos simbólicos a las distintas facultades, clases públicas, actos y manifestaciones. Pero eso no es todo: el próximo jueves a la tarde habrá una marcha nacional desde el Congreso al Ministerio de Educación, que esperan que sea masiva.

La paritaria docente, que afecta a 180 mil trabajadores, venció en marzo. Desde esa fecha a esta parte, la oferta del Gobierno fue casi siempre la misma: 15 % de aumento en cuotas. En el último encuentro, que se produjo hace dos semanas, la propuesta fue de un incremento del 10,8% en el período de marzo hasta agosto y volver a negociar en octubre. Esto fue rechazado por todos los gremios que están en la mesa de discusión: Conadu, Conadu Histórica, UDA, Fedun, Ctera, UDA y Fagdut.

"Nos han ofrecido la burla de 10,8% de aumento a agosto. Estamos frente a una situación en la que el Gobierno está ensañado en rebajarle el salario a los trabajadores", expresó el presidente la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), Julián Asiner, en diálogo con A24.COM. Aunque desde el Gobierno niegan la pérdida de poder adquisitivo y aseguran que el porcentaje ofrecido iguala a la inflación del tramo en discusión, los datos del Indec muestran que la inflación acumulada de marzo a julio es del 14,7%, casi 4 puntos por debajo de la oferta salarial.

En este punto existen distintos reclamos: el de las partidas asignadas, el del retraso en la trasferencia de pagos para los gastos corrientes y el de infraestructura. En cuanto al presupuesto, desde el Ministerio de Educación aseguran que desde diciembre de 2015 a esta parte se duplicaron las partidas. Precisan que pasaron de 51 mil millones de pesos a 103 mil millones. Esto marca un incremento del 104% frente a una inflación que estiman en 95%.

Desde los gremios, aseguran que la pérdida presupuestaria desde que Cambiemos llegó al poder fue de casi el 30% y además advierten sobre la fuerte incidencia que tuvo la última devaluación en las partidas de este año. Pero eso no es todo: las universidades están en alerta porque el 14 de septiembre el Gobierno enviará al Congreso el proyecto de Presupuesto 2019 y temen ser parte del esquema de recortes para alcanzar la meta de déficit fiscal acordada con el Fondos Monetario Internacional.

"Veinte universidades declararon la emergencia presupuestaria. Los fondos asignados no les alcanzan para seguir funcionando hasta fin de año", alertó el secretario general del Sindicato de Trabajadores Docentes de la UBA (FEDUBA), Federico Montero, en diálogo con este medio.

Otro de los reclamos es que Nación tuvo distintos retrasos en la trasferencia del 12% del presupuesto destinado para gastos corrientes. Desde las casas de estudio aseguran que esto pone en riesgo el funcionamiento de las facultades.

En cuanto a infraestructura, hace más de dos meses, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) se reunió con representantes del Gobierno y recibió el compromiso de continuar con las obras que ya comenzaron. Sin embargo, FEDUBA aseguró que "las obras están totalmente paralizadas". Para ilustrar esta situación, Asiner recordó que "el Gobierno prometió un nuevo Hospital de Clínicas y eso está parado". También alertó sobre la situación de las facultades que no tienen gas, como es el caso de Ciudad Universitaria, que se encuentra jaqueada por un corte que ya lleva 140 días.

Desde el Ejecutivo insisten en que la reforma universitaria consagró la autonomía y autarquía de las casas de estudio, por lo que parte de estas obras y de los problemas salariales tienen que ver con la administración de las facultades y no con una decisión gubernamental.

Comentarios