Pais
Jueves 02 de Agosto de 2018

Final anunciado para la polémica intervención del PJ nacional

Los jueces dijeron que el fallo de la jueza fue político y no jurídico. Para Bordet terminó una injusticia. Urribarri criticó al Gobierno

La Cámara Nacional Electoral revocó ayer el fallo con el que la jueza María Romilda Servini de Cubría, quien había ordenado el 10 de abril la intervención del Partido Justicialista Nacional y, de esta manera, restableció en el cargo de presidente al sanjuanino José Luis Gioja.
"¡El Partido Justicialista vuelve a sus legítimas autoridades! ¡Gracias a todos los que nos apoyaron desde cada rincón del país!", tuiteó Gioja ayer una vez confirmado el fallo, que había trascendido el día anterior.
El dirigente sanjuanino compartió un texto en el que destacó que el PJ volverá ahora a la normalidad y acusó al Gobierno por los "vaivenes judiciales" contra el mayor partido opositor.
El fallo de los jueces Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera siguió la línea del fiscal Jorge Di Lello, quien en su dictamen había dicho que los fundamentos de Servini habían sido "de carácter político y no jurídico".
El pedido de intervención había sido hecho por dirigentes de las 62 Organizaciones más cercanos al Gobierno y a Luis Barrionuevo, quien fuera elegido por la jueza como interventor del partido.

El fallo
En su sentencia, los jueces explicaron que "la intervención judicial de un partido político "es una medida excepcional que solo se justifica cuando se configura la violación de la ley o la carta orgánica", algo que en este caso "no se verifica". También señalaron que el fallo de Servini de Cubría "adolece de severos defectos en los presupuestos de fundamentación" y que los argumentos han sido de carácter político y no jurídico "lo que condujo a una intromisión injustificada en la vida interna partidaria".
Incluso el fallo indicó que no se demostró que la controversia no pudiera solucionarse por otra vía y que, si tuviera que considerarse el argumento de los resultados adversos, "los cómputos de las últimas elecciones presidenciales podrían poner en condición de ser intervenidos a todos los partidos que integraron las cinco alianzas que no resultaron ganadoras en los comicios".

Fin de una injusticia
El gobernador entrerriano y presidente del Partido Justicialista provincial, Gustavo Bordet, aseguró que el fin de la intervención del PJ nacional es "una injusticia que llegó a su fin". En ese sentido, indicó en Twiter: "La Cámara Nacional Electoral dio marcha atrás a la intervención al Partido Justicialista y desplazó a sus interventores. No nos produce ningún asombro, porque sabíamos que era una medida equivocada e injustificada".
Bordet señaló que la medida de la jueza Servini de Cubría "ponía en riesgo los derechos políticos más elementales de los afiliados al justicialismo, a la vez que constituía una alarma para la democracia en Argentina. Es momento de fortalecer al peronismo desde el lugar que a cada uno nos toca ocupar", agregó.

Fracaso del Gobierno
El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, aseguró ayer que con la decisión de la Cámara Nacional de poner fin a la intervención al Partido Justicialista "fracasó el intento del gobierno nacional y de un sector del Poder Judicial de acallar al Peronismo que viene denunciando el ajuste y el saqueo al pueblo argentino"
"Como militante y secretario general del Consejo Nacional y trabajando codo a codo con las autoridades y miembros del partido, nos hemos ocupado de realizar todas las actuaciones necesarias para combatir esa maniobra de manipulación de las instituciones y de judicialización de la política", agregó.
Urribarri sentenció: "Vamos a seguir defendiendo los derechos de los trabajadores, de los jubilados, de los más humildes y de todos los sectores que hoy padecen los efectos de las medidas antipopulares que se vienen implementando".

Comentarios