Reforma previsional
Lunes 18 de Diciembre de 2017

En un clima de tensión, se intentará convertir en ley la reforma jubilatoria

Después del fracaso de la sesión del jueves, el oficialismo buscará sancionar la norma. Habrá movilización y paro de la CGT

La reforma jubilatoria volverá a estar hoy en el centro del debate parlamentario después del fracaso de la primera sesión, principalmente por el amplio rechazo al proyecto de sectores sociales, gremiales, de jubilados y de diferentes organizaciones políticas, que se manifestaron el jueves en el Congreso de la Nación y que fueron duramente reprimidos por casi un millar de gendarmes que estaban a cargo del operativo de seguridad. A esto se le sumó la falta de quórum y el escándalo en pleno recinto protagonizado por diputados opositores y oficialistas que hizo que finalmente no se pudiera avanzar en el tratamiento legislativo. Por esta razón, el Gobierno reformuló su estrategia y convocó de urgencia a gobernadores peronistas que se comprometieron a dar su apoyo para que la ley sea aprobada, a cambio de otorgar una compensación por única vez en marzo a jubilados y pensionados, y a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).
Con la implementación del bono y la certeza de tener un escenario favorable, el oficialismo convocó para una nueva sesión para hoy a las 14. Se espera que la protesta social sea aún más masiva, incluso organizaciones harán cortes en los principales accesos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El sábado a última hora la Confederación General del Trabajo (CGT) anunció un paro general, pero recién a partir del mediodía de hoy. En cuanto al operativo de seguridad, se informó que quedará en manos de la Policía porteña.

No darán quórum
Se pueden hacer muchas especulaciones sobre lo que puede suceder con la sesión, en un escenario donde el oficialismo descuenta que va a tener quórum y podrá aprobar la reforma jubilatoria. Según el diputado entrerriano del Frente para la Victoria (FPV), Juan Manuel Huss, "seguramente tendrán los números para dar el quórum y tendrán una mayoría a través de ese acuerdo para sacar la reforma previsional. Ese es el escenario más palpable al día de la fecha. Estamos esperando que compañeros que estén dentro del bloque pseudo-oficialista del justicialismo, que tienen historia y lucha del movimiento nacional justicialista, recuerden las 20 verdades peronistas". El legislador recordó que esta doctrina sostenía que los únicos privilegiados eran los niños y los ancianos.
"Este proyecto atenta contra la Asignación Universal por Hijo y los derechos de la ancianidad. Los jubilados perderán anualmente 6.700 pesos como mínimo y es ilógico que se lo quiera suplantar con un bonito de 700 pesos por única vez. Al dar un bono compensatorio terminan reconociendo que los jubilados iban a perder. Y hay que decirlo claro, son las jubilaciones mínimas con 30 años de aportes, ya que no ingresa ninguno de la moratoria. Lo que han firmado los gobernadores es una real tomada de pelo para el pueblo argentino", fundamentó en declaraciones a UNO.
Sobre la postura que asumirá su bloque durante la sesión respondió: "Nosotros no vamos a colaborar con el quórum del oficialismo, pero vamos a dar la discusión parlamentaria. Se confunde no dar quórum con no querer debatir, pero se trata de una estrategia legislativa válida para que el oficialismo muestre sus acuerdos de mayoría. Si no tenés los 129 diputados para sentar pocas chances tenés de sacar una ley".
El diputado kirchnerista abonó la teoría de las declaraciones de funcionarios nacionales valorando el tenor de la movilización en contra de la reforma "no están contribuyendo a que el clima sea el correcto" y en su opinión el desplazamiento de la Gendarmería "es un reconocimiento tácito de lo indebido de su accionar el miércoles y jueves pasado. Si hubiesen hecho las cosas bien y dentro del marco del protocolo de la ley no hubiera pasado nada". Huss dijo que fue testigo de la represión. "Todo empezó cuando la Gendarmería decidió mover un escuadrón para desfilar delante de la manifestación. Actuaron en forma desmedida; el Gobierno utiliza la represión como forma de contención de la protesta social y demuestra que le tiene pánico a las movilizaciones populares".
Del mismo modo cruzó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que en declaraciones a Télam pidió que "los violentos se queden en su casa". Al respecto el legislador indicó: "Que se quede tranquilo Peña, que el 60% de la República Argentina somos hijos de la democracia, nietos de los que estuvieron en la resistencia de 1955 e hijos de los que soportaron la dictadura del 76. Hay algunos funcionarios de la alianza Cambiemos que tienen un pasado bastante pesado en materia de respeto a las instituciones y muchos de ellos tienen las manos manchadas sangre de más de 30.000 compañeros desaparecidos durante la dictadura cívico-militar".

Comentarios