Cambiemos
Domingo 14 de Octubre de 2018

El PRO adelantó que no avalará la embestida de Carrió contra Garavano

Frigerio (titular de Interior) respaldó a su par de gabinete, al tiempo que la líder de la CC-ARI volvió a enviar un mensaje a Cambiemos

Cambiemos sigue crujiendo. El diputado nacional del PRO Daniel Lipovetzky expresó ayer sus diferencias con Elisa Carrió en torno a su inminente pedido de juicio político al ministro de Justicia, Germán Garavano, al tiempo que el titular de Interior, Rogelio Frigerio, respaldó a su par de gabinete. En tanto, la líder de la Coalición Cívica (CC-ARI) volvió a apelar a las redes sociales para enviar un nuevo mensaje al interior de la coalición oficialista: "La Argentina tiene hambre de decencia, verdad y honestidad, y tiene que ser saciado".
"Mi opinión es que no hay fundamento para el pedido de juicio político (a Garavano) y no lo voy a acompañar", adelantó Lipovetzky. El sábado a la noche, Carrió había confirmado en la mesa del programa de Mirtha Legrand (Canal 13) que avanzará con su solicitud de destitución del funcionario, luego de que expresara su disconformidad respecto de un eventual avance del desafuero de la senadora nacional Cristina Kirchner.
Lipovetzky sostuvo que aún no hubo una reunión del interbloque Cambiemos para discutir respecto de esta situación y agregó que seguramente habrá distintas posiciones.
"Ella (Carrió) tiene las preocupaciones de todo el bloque en Diputados de luchar contra la impunidad y la corrupción y, en ese sentido, Garavano ha sido un ejemplo", señaló el legislador.
Asimismo, el diputado enumeró los proyectos de ley, como la figura del arrepentido y la extensión de dominio, que fueron elaborados junto a las carteras de Seguridad y Justicia.

Inquietudes
"Garavano tiene las mismas preocupaciones que tenemos todos y que tiene Carrió respecto de luchar contra la corrupción", resaltó Lipovetzky, quien indicó que dentro de la coalición gobernante conviven distintas posiciones, pero que eso "no conspira con el fortalecimiento" y el apoyo al presidente Mauricio Macri.
En ese sentido, el legislador recordó el duro enfrentamiento con Carrió respecto del debate por la despenalización del aborto, que luego de la obtención de la media sanción en Diputados derivó en una advertencia de la titular de la CC-ARI ("Que le quede claro a todo Cambiemos: la próxima vez, rompo", dijo Lilita).
En tanto, Carrió volvió a expresarse a través de las redes sociales después de su paso por el programa de Legrand, donde confirmó que avanzará con el pedido de destitución de Garavano y habló sobre los cortocircuitos con Macri.
"La Argentina tiene hambre de decencia, verdad y honestidad, y tiene que ser saciado", tuiteó la diputada junto al link para ver el programa televisivo completo.
La frase elegida para acompañar el mensaje publicado en Twitter fue una de las que Carrió lanzó el sábado acerca de la posición de algunos dirigente del oficialismo que plantean que la expresidenta no debe estar en prisión.
"Estoy harta de que me digan que Cristina no tiene que ir presa para poder ganar las elecciones. La Argentina tiene hambre de decencia y de ejemplaridad, de verdad y de honestidad", subrayó la líder de la CC-ARI.
En ese marco, la diputada también aludió a la interna de Cambiemos y adelantó que esta semana presentará el proyecto de juicio político contra Garavano.
"No quiero que esto se genere dentro de seis meses, porque en seis meses hay ruptura. Ahora hay tiempo de recomponer", advirtió Lilita sobre la discusión en torno a un posible escenario con Cristina en prisión por hechos de corrupción.
Paralelamente, Frigerio analizó los dichos de Garavano que derivaron en una interna en Cambiemos y en la dura reacción de la jefa de la CC-ARI.
"Garavano no plantea que los presidentes tengan coronita o un tratamiento diferente ante la ley, pero también es cierto que tener un presidente que termina preso habla mal de nuestro país", aseveró el jefe de la cartera política.
De ese modo, el titular de Interior salió a respaldar a su par de Justicia. "Nunca es bueno para un país que un expresidente esté detenido", fue la frase de Garavano que despertó la furia de Carrió, quien incluso llegó a decir que había perdido la confianza en Macri.

El garante
"El Presidente es el garante de las luchas que Carrió ha defendido desde siempre: contra la corrupción, las mafias, la impunidad y por tener un Estado más transparente. No sé por qué perdió confianza, es algo que tiene que hablar ella con él (Macri)", sostuvo Frigerio.
Asimismo, el ministro indicó que será el Congreso nacional el que deba tratar "los alcances de las prisiones preventivas" frente a un eventual escenario de desafuero y detención de la exmandataria.



Macri rompió el silencio solo para destacar la obra pública

El presidente Mauricio Macri defendió ayer las obras públicas que realiza su administración y aseguró que su objetivo es "dejarle" a quien lo "suceda en el cargo un país mucho más justo y federal".
El jefe del Estado insistió en que "no hay soluciones ni respuestas mágicas" y explicó que la Argentina "no se transforma de la noche a la mañana, ni en un año ni en una gestión".
"Cada uno de nuestros logros es fruto del esfuerzo de todos y, al ver que el esfuerzo que hacemos vale la pena, simplemente confiamos. Porque vemos que estamos cambiando el país y eso no se lo lleva ningún gobierno. Queda para siempre", señaló.
Macri resaltó que las inversiones de la Casa Rosada en el área de transporte "no se hicieron nunca en la historia", pero aclaró que una nación "se transforma en décadas, más allá de los mandatos presidenciales".
"Estaría equivocado si mi objetivo no fuera dejarle a quien me suceda en el cargo un país mucho más justo y federal, con obras terminadas. Porque esta Argentina que estamos haciendo es para todos, no para un presidente o un partido político", manifestó.
Y añadió: "Son obras sin relato y que quedan para siempre. Obras que dejaron de ser sinónimo de corrupción para ser sinónimo de transparencia, de compromiso, de voluntad y de trabajo honesto".

Comentarios